viernes, 23 de julio de 2010

EL ARCA DE LA ALIANZA

EL EXTRAÑO ARTEFACTO PARA COMUNICARSE CON YAHWEH
Siempre se ha discutido sobre este artefacto que Yahweh le ordenó construir a Moisés.
Especulaciones no faltan, que hacen confundir a las personas que no han leído nunca las Sagradas Escrituras, o que si bien si que las leído, pero no lo han hecho con sentido crítico imparcial sin pasión, y sin fanatismo religioso, con lo que al no pararse a pensar y reflexionar, muchos detalles pasan desapercibidos.
Hoy en día, con nuestros conocimientos, podemos tener una perspectiva muy diferente de los hechos descritos en la Biblia con tanta precisión.
El Arca de la Alianza o del Testimonio, fue construida por orden de Yahweh para un fin concreto, puesto que en su momento era un artefacto sumamente importante, para pasar varias generaciones después al ostracismo total. Es como si hubiese sido fabricada para cumplir diversas misiones. Una de ellas, la alimentación complementario necesaria para la travesía del desierto (maná) durante cuarenta años, otra la comunicación con Yahweh de manera relativamente fácil y rápida sin necesidad de esperar a que se mostrase la estridente y aparatosa "Gloria de Yahweh" y una tercera (o quizás más) que nos llevaría a pensar que en esos años de travesía se cocía algo como por ejemplo, preparar la presencia física de uno de los ángeles, o de algún experimento genético que diera como resultado tener un "comunicador" entre Yahweh y su pueblo "elegido", físicamente con aspecto humano y que a partir de ese momento, el Arca dejó de tener importancia y pasó al olvido. Porque después del olvido del Arca, la comunicación con Yahweh es o bien en persona, o bien se oye una voz, o es el espíritu de Dios que habla por boca de sus profetas o reyes como si hubiesen sido "hipnotizados".


Una de las cosas que siempre me he preguntado es como se le fue de las manos la humanidad creada por él y tuvo que recurrir a un pequeño pueblo de etnia hebrea, "su pueblo elegido", dejando de la mano de los "otros dioses" al resto de la humanidad. ¿Tan incompetente era que no podía controlar al resto de los humanos? Y si era tan poderoso, ¿porqué se conformaba ser el Dios de una pequeñísima parte del planeta? Esto es por ejemplo, como si un padre que tiene varios hijos, quiere con locura a uno solo, desviviéndose por él, y a los demás, ni mirarlos.

Pero veamos lo que nos describe la Biblia sobre el Arca.

Yahweh ordena la construcción del Arca, dando instrucciones precisas de las medidas:
Exodo,25,8
"Y me fabricarán un Santuario y habitaré en medio de ellos. Conforme en todo el diseño del Tabernáculo que te mostraré, y de todos los vasos para su culto. Lo haréis de esta manera.
Construirás un Arca de madera de stim, que tenga de longitud dos codos y medio, codo y medio de anchura y de altura otro codo y medio. Y lo cubriréis por dentro y por fuera con oro purísimo, y labrarás una cornisa de oro alrededor, y cuatro anillos de oro, que pondrás en los cuatro ángulos del Arca, dos en un lado y dos en el otro. Harás también unas varas de madera de setim, y las cubrirás con láminas de oro, y las meterás por los anillos de oro que están en los lados del Arca, y servirán para llevarla, estarán siempre metidas en los anillos y jamás se sacarán de ellos. Y pondrás en el Arca la Ley que Yo te daré. Harás también el propiciatorio de oro purísimo; dos codos y medio tendrá de longitud, y la anchura codo y medio. Harás asimismo los querubines de oro, labrados a martillo, y los pondrás en las dos extremidades del oráculo. Un querubín estará en un lado y otro, en el otro, y han de cubrir entre ambos lados del propiciatorio, mirándose uno a otro con las caras vueltas hacia el propiciatorio, con el cual se ha de cubrir el Arca, y dentro pondrás la Ley que te daré. Desde allí te intimaré yo mis órdenes encima del propiciatorio y desde en medio de los dos querubines puestos en el Arca del Testamento, te diré todas cuantas cosas hubiere de ordenar por medio a los hijos de Israel."

Curiosamente, después de haber construido el Arca, Moisés jamás volvió a subir al monte Sinaí para hablar con Yaweh.
Es como si el artefacto que le ordenó construir, tuviese entre otras funciones, la de comunicarse entre ellos

Por cierto Yahweh -Jehová castellanizado- quiere decir Dios de los Ejercitos; el dios de la creación se llama El o Eloha - de aquí viene la palabra árabe Allah - palabra utilizada en todos los pueblos de origen semita para designar a dios en la antigüedad; su plural es Elohim (los dioses), palabra utilizada más de 2500 veces en el Antiguo Testamento para designar a Dios -¡curioso!...,¿no?).
.

En Números, 10,34, podemos leer:
"La nube de Yahweh iba también sobre ellos de día, durante el viaje. Y al tiempo de alzar el Arca, decía Moisés: Levántate, Yahweh y sean disipados tus enemigos, y huyan de tu presencia los que te aborrecen". Mas al asentarla, decía: Vuélvete Yahweh, hacia la multitud del ejército de Israel."

La enciclopedia Pierers Universal Lexicon detalla que el Arca media 1,75 m. de longitud por 1 m. de ancho y 1 de alto. Según el profesor Dr. Hugo Gressmann, 1,25 de largo por 0,75 de ancho y alto. Esto indica que es difícil ponerse de acuerdo en la correspondencia de las medidas descritas en el Éxodo con el sistema métrico actual. No obstante, esto nos da una idea bastante global del artefacto.

La descripción de las visitas de Yahweh al Tabernáculo de la Alianza, una vez construído, no tienen desperdicio:

Exodo, 40, 34
"Concluidas todas estas cosas, una nube cubrió el Tabernáculo del Testimonio y quedó todo lleno de la Gloria de Yahweh. Ni Moisés podía entra en el Tabernáculo de la Alianza, cubriendo como cubría la nube todas las cosas, y brillando por todas partes de majestad de Yahweh; todo lo cubría la nube. Y siempre, cuando la nube se retiraba del Tabernáculo, marchaban los hijos de Israel por escuadrones. Si la nube se quedaba encima parada, hacían alto en aquel sitio. Porque la nube de Yahweh entre día cubría el Tabernáculo, y por la noche aparecía una llama, a vista de todo el pueblo de Israel, todo el tiempo que duraron sus marchas."

Impresionante....no tengo palabras para comentar esta citación biblica. Solamente decir que si esto ocurriera hoy día y fuera vista "La Gloria de Yahweh" como en esa época, por miles de personas, ¿que pensaríamos?

Y esta otra citación:
Levítico 9, 23:
" Y habiendo entrado Moisés y Aarón en el Tabernáculo del Testimonio, al tiempo de salir bendijeron al pueblo. Y la Gloria de Yahweh se dejó ver de toda la muchedumbre, pues un fuego enviado por Yahweh devoró el holocausto y los sebos que había en el altar. Lo cual visto por las gentes del pueblo, postrándose sobre sus rostros, alabaron a Yahweh."

Además, estaba muy claro que un error se pagaba caro. No podía haber fallos en la manipulación del artefacto.
Levítico, 10, 1
"Pero Nadab y Abihú, hijos de Aarón, tomando los incensarios, pusieron en ellos incienso, fuego, e incienso encima, ofreciendo ante Yahweh fuego extraño, lo cual les estaba vedado. Por lo que un fuego venido de Yahweh les quitó la vida y murieron en presencia de Yahweh."
Levítico, 10,8
"Además de ésto, dijo Yahweh a Aarón: Ni tu ni tus hijos bebáis vino ni bebida que pueda embriagar cuando entréis en el Tabernáulo del Testimonio, so pena de muerte, así por éste un precepto perpetuo para vuestra posteridad, como para que tengáis conocimiento para discernir entre lo santo y lo profano, entre lo impuro y lo puro, y enseñéis a vuestros hijos todas las leyes, las cuales yo les he intimado por medio de Moisés."

Las aclaraciones de Yahweh iban dirigidas a los que no acababn de entender que la manipulación debía hacerse con extremo cuidado, sin fallos, por lo que mejor estar totalmente despejados.
Las órdenes de Yahweh eran precisas. Solamente los levitas, que eran los que sabían manejar el Arca, podían hacerse cargo del artefacto.

Así se expresaba Yahweh :

Números, 1, 53:
" Mas los levitas fijarán sus tiendas alrededor del Tabernáculo, y velarán en la guardia del Tabernáculo del Testimonio a fin de que no descargue yo mi indignación sobre la muchedumbre de los hijos de Israel."

Hay citas muy explícitas de la comunicación entre el Arca y Moisés:
Números 17,7:
"Y como tomase cuerpo la sedición y creciere el tumulto, Moisés y Aarón se refugiaron en el Tabernáculo de la Alianza; habiendo entrado dentro, la nube lo cubrió y apareció la Gloria de Yahweh. Y dijo Yahweh a Moisés: "Retiraos de en medio de esa turba; que ahora mismo voy a acabar con ellos". Y estando postrados en tierra dijo Moisés a Aarón:"Toma el incienso, y cogiendo fuego del altar, por encima del incienso, y corre a toda prisa hacia el pueblo para rogar por él; porque ya Yahweh ha soltado el dique de su ira, y la mortandad se hace más cruel".

Las andanzas del Arca continúan después de la muerte de Moisés, y es más, parece que ya han aprendido que permanecer cerca sin tener preparación es muy peligroso.
Veamos que explica Josué 3,3:
"..y comenzaron a publicar en voz alta "Luego que vieres moverse el Arca del Testamnto de Yahweh, Dios vuestro, y que marchan los sacerdotes del linaje de Leví que la llevan, levantad también vosotros el campo y marchad en os de ellos; mas haya entre vosotros y el Arca el espacio de 2000 codos, a fin de que la podáis ver de lejos y saber el camino por donde habéis de pasar, pues no habéis andado antes por él; pero mirad que no os acerquéis al Arca"

Más adelante, el Arca es cautiva de los filisteos que después de derrotar a los israelitas en la batalla de Siló, se la llevan pensando que si tan milagrosamente se portaba con ellos, también hará de los filisteos un pueblo invencible. Nada más lejos. No tenían el libro de las instrucciones, lo cual les condujo a errores irreparables.
Veamos Samuel 5,6:
"Tras esto, la mano de Yahweh descargó terriblemente sobre los absodíes, y los asoló;e hirió a los de Asdod y su comarca en la parte más secreta de las nalgas. Al mismo tiempo, las aldeas y campos de aquel país comenzaron a bullir, y apareció una gran multitud de ratones; con lo que toda la ciudad quedó consternada por la gran mortalidad que causaban. Viendo pues tal plaga, los vecinos de Asdod, dijeron:"No quede más entre nosotros el Arca d Dios de Israel; porque es muy pesada su mano sobre nosotros y sobre nuestro dios Dagón".
Y habiendo enviado a buscar a todos los sátrapas de los filisteos, dijeron: "Que haremos del Arca del Dios de Israel?" A lo que respondieron los getíes: "Llévese por las cercanías". Llevaron pus el Arca de un lugar a otro. Y conforme iban así conduciendo de ciudad en ciudad, Yahweh descargaba su mano sobre ellas, causando una mortandad grandísima; y hería a los moradores de cada pueblo desde el menor hasta el mayor; de modo que sus hemorroides, hinchadas y caídas, se corrompían; por lo que los getíes, discurriendo entre sí, se hicieron unos asientos de `pieles. Y enviaron el Arca a Eqron. Mas llegada allí, exclamaron los eqronitas: "Nos han traído el Arca de Dios de Israel para que nos mate a nosotros y a nuestro pueblo"

Bueno, ya vemos que los levitas fueron adiestrados para saber como manejar el Arca, y si no, que se lo preguntaran a los pobres filisteos. No tardaron más de siete meses en devolverla. Y de que manera. La dejaron abandonada en un campo, cercano a Bet-Semes. Como los betsemitas se atrevieron a mirar el interior del Arca, Yahweh mató a setenta hombres de los ancianos del pueblo y a 50.000 del resto de la población. (Así consta escrito en Samuel 6, 19)

En Samuel, 7, leemos que el Arca de Yahweh fue colocada en casa de Abinadab, que habitaba en Gabaa, consagrando a su hijo Elazar, para que cuidase del Arca de la Alianza.

No volvemos a tener noticias del Arca hasta II Samuel, 6, 3:
"Y pusieron el Arca de Dios en un carro nuevo, sacándola de Gabaa; siendo Uzzá y Ajyó, hijos de Abinadab, los que iban guiando el carro nuevo. Luego que sacaron el Arca de Dios de la casa de Abinadab, en cuya custodia estaba en Gabaa, Ajyó iba delante del Arca. David y todo Israel festejaban a Yahweh con toda suerte de instrumentos de madera, con cíaras, y liras y tambores, y sistros, y címbalos. Mas así que llegaron a la era de Nakón, extendió Uzzá la mano hacia el Arca de Dios, y la sostuvo, porque los bueyes coceaban y la habían hecho inclinar. Y Yahweh, indignado en gran manera contra Uzzá, castigole por su temeridad, y quedó allí muerto junto al Arca de Dios."

¡Vaya "latigazo" le pegó el Arca a Uzzá! . O su padre no le explicó correctamente las instrucciones, o como habían pasado muchos años, el pobre ya no se acordaba de que no se podía tocar de la manera que lo hizo, y claro, las consecuencias ya las conocemos.

Después de este hecho, y pasado tres meses durante los cuales el Arca estuvo en Obel-Edom, el Rey David fue avisado para que pudiera llevarse el Arca a Jerusalem. Evidentemente el Arca podia transportarse, ya que textualemnete en II Samuel, 7, 13, dice: ".....y a cada paso que andaban los que llevaban el Arca de Yahweh, inmolaban un buey y un carnero"

No se los pasos que habría entre una ciudad y la otra, pero,....¡igual se quedaron sin ganado y tuvieron que recurrir a cabras y gallinas!
Yo creo que a los escritores bíblicos, a veces se les iba un poca la mano.
Bueno, el caso es que ya tenemos el Arca en Israel, y durante todo el tiempo transcurrido, Yahweh se ha comunicado con Samuel, con Saul y con David en persona. Algo ocurrió para que el artefacto llamado "ARCA" ya no fuera necesario.

Leemos más adelante que Salomón, uno de los numerosos hijos el rey David, y como promesa hecha por su padre, manda construir un enorme templo, en cual trabajaron 80.000 canteranos, 70.000 hombres para el transporte y 3.300 encargados (I Reyes, 5, 29), y en el cual quedará alojada el Arca del Testamento de Yahweh (I Reyes, 6, 19). Por cierto, todo el oráculo estaba revestido de una capa de oro fino.
Una vez concluídas las obras, Salomón ordena trasladar el Arca desde la ciudad de David, esto es, desde Sión, hasta Jerusalem. Hay una descripción del contenido, que de ser cierta, podría ser que la susodicha Arca ya no era utilizada para su cometido como en los días de la travesía en tiempos de Moisés y hasta los tiempos de Samuel. Ya sabían que dentro estaban las tablas de piedra. Como vimos en Samuel 6, 19, mirar el contenido del Arca era mortal porque a Yahweh no le gustaba el chafardeo, o también podría ser que quedasen contaminados y se los tuviera que cargar para evitar males mayores.
Dice así el texto bíblico:
I Reyes, 8, 9:
"Dentro del Arca no había otra cosa sino las dos tablas de piedra que había puesto en ella Moisés en Horeb, cuando Yahweh hizo la alianza con los hijos de Israel, luego que salieron de la tierra de Egipto.
Y sucedió que al salir los sacerdotes del santuario, una niebla llenó la casa de Yahweh, de manera que los sacerdotes no podían estar allí, para ejercer su ministerio por causa de la niebla; porque la Gloria de Yahweh tenía ocupada de lleno la casa de Yahweh. Entonces dijo Salomón: "Yahweh tiene dicho que había de morar en una niebla". No he descansado hasta ver concluída una casa para tu habitación ara trono tuyo firmísimo para siempre."

Más adelante, en Reyes 3, 25 se habla de la destrucción de Jerusalem y de su Templo por los ejércitos de Nabucodonosor, rey de Babilonia. Se describe con todo detalle lo acaecido, pero no se menciona para nada lo que pasó con el Arca. Es un misterio que algo tan importante no se mencione para nada.

En el libro de Esdras, podemos leer, que Ciro rey de los persas........, :
"Yahweh, Dios de los cielos es el que me ha dado todos los reinos de la tierra, y Él me ha mandado edificarle casa en Jerusalem, ciudad de Judea. ¿Quién de vosotros pertenece a ese pueblo?. Su Dios sea con él. Vaya a Jerusalem, ciudad de Judea y edifique la casa de Yahweh, Dios de Israel. Y todos los demás que quedaren, dondequiera que habiten, ayudénle desde el lugar de su residencia con plata y oro y otras cosas, y con ganados, además de lo que voluntariamente ofrezcan al templo de Dios, que está en Jerusalem."

Así empezó un retorno masivo de los cautivos a su tierra. El mismo rey Ciro ordenó retornar los tesoros del Templo que Nabucodonosor había ordenado llevar a Babilonia junto con los cautivos.

En Esdras,3, podemos leer con detalle la reconstrucción del Templo.
Esdras, era descendiente directo de Aarón, por tanto, levita, y como tal, muy respetado. Se había ganado la confianza del rey babilonio Antajerjes y éste, confiando en él, le encargó la reconstrucción del Templo de
Yahweh.

La obra concluyó en época del rey persa Darío, siendo Tattenay gobernador del país (Esdras,6,13). Se ofrecieron 100 becerros, 200 corderos, 400 carneros, y 12 machos cabríos, uno por cada tribu.
...pero del Arca.....ni mu!

Si que se menciona muchas veces el Tabernáculo.
Según el padre Sebastián Bartina, profesor de Ciencias Bíblicas de la Facultad Teológica de Sant Cugt del Vallés, Traductor de la Santa Biblia, Carroggio, 1966, y autor de las notas de dicha versión bíblica:
"El Tabernáculo era un atrio que constaba de cuatro tiendas, una dentro de la otra. El Tabernáculo propiamente dicho, estaba dividido en dos habitaciones, la mayor era un rectángulo de 5 x 9,50 m. hacia la entrada y la pequeña tenía la forma de un cubo de 4,50 m de lado, y era separada de la otra por una cortina
del mismo material que la "tienda" interior. Este aposento más pequeño era el Santísimo, el lugar más sagrado del mundo, porque era la morada terrestre del mismo Dios. El único mueble de esta habitación era el Arca de la Alianza. La habitación mayor, llamada el Santuario o el Santo encerraba el altar del incienso, enfrente de la entrada, la mesa de los panes de la proposición, hacia el norte, y el candelabro de oro hacia el sur. La forma esencial del Tabernáculo se reprodujo en proporciones mayores en el Templo de Jerusalem.
En sus orígenes, en la época de Moisés, era llamado el Tabernáculo de la Reunión, y no estaba destinado al culto divino, sino como lugar donde consultar a Dios acerca de cualquier asunto importante."
Cuando Salomón edificó el Templo para reemplazar el antiguo Tabernáculo, partes de este se preservaron como recuerdo, pero en un aposento del templo.

Como vemos, la pista se pierde y nunca más se menciona nada referente al Arca.
Solamente hay una cita en un libro apócrifo, II Macabeos, 2, 4 :
"..............por orden del Señor, les intimó el profeta a llevar el Tabernáculo del Testimonio y el Arca. Así pues, cuando llegaron al monte a donde había subido Moisés, y visto que hubieron la tierra de promisión, halló Jeremías una cueva; en ella guardó el Tabernáculo y el Arca y el altar de los holocaustos, cubriendo luego la entrada. Mas algunos que le acompañaban quisieron poner marcas en la entrada y dejar señas ante ella, pero ya no supieron hallarla. Súpole Jeremías y les reprendió diciéndoles: Este lugar no debe ser conocido ni hallado por ningún hombre, hasta que el Señor haya reunido de nuevo a su pueblo y le mire de nuevo con benevolencia"

En la Mishná, que es la parte del Talmud que contiene las Leyes, se lee que cierto día, un sacerdote que estaba buscando el Arca en las afueras de Jerusalem y que halló una gran piedra informe, avisó a sus colegas, pero murió misteriosamente antes de poder encontrar el sitio.

"Por lo que los sacerdotes supieron que allí permanecía oculta el Arca de la Alianza". Meshná, 6, 2

Hoy en día, en Etiopía, aseguran que se guarda la reliquia sagrada.
¿Será la verdadera reliquia?..........ya no importa, porque han pasado muchos siglos y posiblemente, si es cierto que es un resto de la antigua reliquia, ya no tiene mucha trascendencia, mas que la curiosidad posiblemente de ver su "chasis" porque no creo que quede nada más, si es que queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada