lunes, 30 de agosto de 2010

LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA

Muchos opinan que esta segunda parte es más floja que la primera de Millenium.
Claro, aquí la historia es totalmente distinta. Una serie de asesinatos parecen inculpar a Lisbeth Salander, cuando vuelve a Sucia para ver como administra su patrimonio, su tutor. Ahora es rica y vive una vida tranquila.
Mikael Blomkvist, sabe que ella es inocente y buscará las pruebas necesarias para demostrar su inocencia.

Esta película es un complemento de la anterior, ya que en ella se describe el pasado de Lisbeth desde su infancia y el porqué de su actitud tan autista y problemática.
Final bastante impredecible, como en la anterior, y hay que destacar la actuación de Michael Nyqvist, en el papel de Mikael Blomkvist, que esta película lo borda.

De Noomi Rapace, ya no hablo. Me parece una gran actriz y el alma de las dos primeras películas de Millenium.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada