viernes, 10 de septiembre de 2010

LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC

El otro día me dió por ver una de esas películas clásicas que emitía la cadena TCM. La peli en cuestión, La Gata sobre el tejado de zinc, forma parte de una de las grandes del cine. Y no necesitó de grandes decorados, ya que la acción transcurre en la misma casa, desde el principio hasta el fin.

Recordaba haberla visto cuando era muy joven, y la tenía como una de esas películas que desde el punto de vista de la mentalidad de un crío, me había resultado pesada y larga, muy larga, interminable. Bueno, hay que decir que en aquellos tiempos mis gustos iban por las pelis de terror, ciencia ficción, de indios, y de guerra. Lo que pasa que antes siempre hacían dos películas seguidas y no como ahora que solo ponen una. Uno iba por la "buena", pero siempre te tenías que tragar la otra.
Con los tiempos cambian los gustos, y digamos que amplias más el repertotio.
Es realmente, una grandisima película. Dirigida por Richard Brooks (Lord Jim con Peter O'Tool, Los hermanos Karamazov, con Yul Brynner, Dulce Pájaro de Juventud, otra vez con Paul Newman, etc.).
Los diálogos son para que los actores se luzcan. Todos interpretan su papel a la perfección.
Extraordinario Paul Newman y no menos, Liz Taylor.
La película data de 1958, y tuvo 6 nominaciones al Oscar (incluyendo Paul Newman, Liz Taylor, director, película).

Brick (Paul Newman), es uno de los dos hijos de un poderoso patriarca de una familia de Sur de EE.UU. Aparentemente afectado por la muerte de su mejor amigo, y sospechando que su mujer Maggie (Liz Taylor) había tenido una aventura con él, se da la bebida de forma, yo diría, exagerada. Se bebe hasta el agua de los floreros. No para.
Su mujer solo quiere intentar demostrar su inocencia, y parece que sigue enamoradísima de su esposo. El hermano de Brick, Cooper, solo se interesa por la herencia, cuando se entera que su padre tiene una enfermedad terminal y que solo le dan un año de vida. La mujer de Cooper es una víbora que incita y alimenta esa ambición. El pobre es un pelele en manos de su vil mujer.

Muy buena la interpretación de Burl Ives (actor, compositor y cantante) en el papel de patriarca de la familia. Lo recordaba de alguna serie de TV de la época de los sesenta.
Judith Anderson en el papel de la esposa del patriarca. Lástima que este papel es bastante simplón y muy secundario para ella, porque Judith está considerada una de las mejores actrices de teatro del siglo XX. Los amantes del cine la recordarán en el papel de la señora Danvers en Rebeca (1940),
Para volver a verla, cualquier día que uno tenga ganas de ver una gran obra teatro llevada a la gran pantalla




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada