miércoles, 20 de abril de 2011

CELÍACOS-INTOLERANCIA AL GLÚTEN

Los productos con este símbolo están exentos de gluten.
Es una enfermedad de tipo hereditario y crónico, que se manifiesta por la intolerancia al TRIGO, CEBADA, CENTENO y AVENA.

Trigo
Cebada

Centeno

Avena
Si bien para confirmar el diagnóstico es necesario realizar una endoscopia y biopsias del intestino, cabe conjeturar que es probable que muchos europeos padezcan esta enfermedad sin saberlo.
La enfermedad celíaca origina una serie de síntomas de debilidad, pero las personas afectadas pueden recuperarse totalmente si siguen una dieta apropiada sin gluten.
No se trata de una alergia: ¡¡La enfermedad celíaca no es una alergia!!.
La respuesta alérgica se da cuando el sistema inmunológico del organismo produce anticuerpos contra una sustancia normalmente inofensiva, presente en la comida o el entorno, como si se tratáse de un patógeno.
En el caso de la enfermedad celíaca, el gluten presente en los alimentos daña el revestimiento del intestino delgado, lo que a su vez impide que el organismo digiera y absorba apropiadamente los alimentos.
El resultado es una malnutrición crónica, con una deficiencia de calorías y nutrientes esenciales, como proteínas, vitaminas y minerales.

Los síntomas más frecuentes son:
-Diarreas
-Pérdida de peso
-Malestar general.
-Vómitos
-Dolor abdominal
-Tristeza
-Irritabilidad
Si una persona presenta cualquiera de estos síntomas o todos ellos, debe acudir a un experto para que analice con toda seguridad dichos síntomas y pueda diagnosticar con seguridad. La automedicación nunca es aconsejable. Aunque no comer gluten no es contraproducente. El maíz, el arroz, la soja, entre otros, no tiene gluten y alimentan igual.

Uno de los síntomas es la aparición de una serie de ampollas minúsculas que originan cierta picazón y que cuando se revientan, se forma una costra.
Acostumbran a salir en cualquier parte del cuerpo, pero especialmente en las rodillas, los codos, la cabeza las manos y al final de la columna vertebral.
Lo más peligroso es que estas pequeñas ampollas pueden surgir en cualquier parte del interior del cuerpo.
Esta versión menos peligrosa de la intolerancia al gluten se denomimna dermatitis herpetiforme.
Es menos peligrosa en cuanto al tipo de síntoma, pero es igualmente grave en cuanto a sus consecuencias .

El otro síntoma, por desgracia el más grave, es el que afecta a los intestinos, y son las diarreas frecuentes e inexplicables. ¡Atención a estos síntomas! Algunos médicos la denominan "Colon Irritable", pero que duda cabe que el gluten es el culpable número uno de que se manifieste de esa manera.
http://celiacosenapuros.blogspot.com.es/2012/04/colon-irritable-y-celiaquia.html
Te recomiendan no tomar cafeína, picante, derivados lácteos, etc. Claro, si a una persona con intolerancia al gluten le das muchos derivados lácteos como el yogurt, acaba con un estreñimiento tal, que acaba hasta sangrando.
Hay que ser muy moderado con todo.
http://www.colon-irritable.com/
Dejar de ingerir gluten y desaparece.


Se manifiestan, por desgracia, en los niños, en edad temprana, aunque su alimentación sea sana y completa en apariencia.
Pero a pesar de todas los cuidados  y mimos de los padres, el niño presenta uno de los síntomas más preocupantes, que es el atraso en el desarrollo y una preocupante delgadez.
¡Si supieran que la solución es simplemente no darles alimentos que contengan glúten, como los ya mecionados: trigo, cebada, centeno y avena!
Los síntomas intestinales y el retraso en el crecimiento son comunes en aquellos niños diagnosticados dentro de los primeros años de su vida.
El desarrollo en la persona adulta se distingue por la aparición de síntomas extraintestinales como talla baja, anemia ferropénica, retraso en el desarrollo, etc.



Otro síntomas comunes de enfermedad celíaca son diarrea, dolor abdominal, y pérdida de peso. Las personas que padecen de la enfermedad se pueden sentir cansadas, irritables o deprimidas. Algunas personas que padecen de la enfermedad tienen erupciones cutáneas y llagas en la boca. La desnutrición que acompaña a la enfermedad celíaca puede causar anemia y otros problemas asociados con los problemas de nutrición. La llegada de la pubertad en adolescentes que padecen de la enfermedad celíaca podría ser tardía.

A veces, es posible que la persona con enfermedad celíaca no muestre síntomas hasta que pase por un evento emocional o físico estresante, como por ejemplo una lesión.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celíaca?

Puesto que la enfermedad celíaca se parece a otras afecciones digestivas, sólo un médico puede determinar con seguridad si una persona la padece.
Si un médico sospecha que se trata de enfermedad celíaca, probablemente indicará que se haga una prueba de sangre como primer paso para el diagnóstico de la enfermedad.

Si los resultados de la prueba de sangre indican que la persona tiene un nivel alto de anticuerpos contra ciertas proteínas en el revestimiento intestinal y el gluten — una señal de que la persona podría tener enfermedad celíaca — el médico podría recomendar una biopsia del intestino delgado para confirmar el diagnóstico.

La biopsia consiste en la toma de una muestra de tejido que se envía a un laboratorio para ser analizada. En el caso de la enfermedad celíaca, para tomar esta muestra del intestino delgado los médicos introducen un tubo largo y delgado llamado endoscopio a través de la boca y el estómago hasta el intestino delgado. Este procedimiento no produce dolor. La mayor parte del tiempo, la persona está sedada. En algunos casos, durante el procedimiento el médico se puede recomendar anestesia general.

Alimentos recomendados y libres de gluten:
-Leche y derivados.
-Todo tipo de carnes, huevos.
-Pescados frescos y congelados, pero sin rebozar.
-Verduras y hortalizas.
-Frutas.
-Legumbres, arroz.
-Frutos secos.

Hay tiendas especializadas que venden productos como pan, masa para pizza y pastas sin gluten.
Algunas tiendas incluso venden mezclas de harina que puedes usar para hacer tus propios panes con las panificadoras que actualmente puedes conseguir a precios asequibles en cualquier parte.

Recordad que los productos que garantizan que no llevan gluten  tiene este logotipo
Aunque comer una dieta sin gluten es un compromiso de por vida, el mayor reconocimiento de la enfermedad celíaca significa que hay más apoyo para las personas que viven con esta afección.
Existen páginas web que llegan a millones de personas que padecen de sensibilidad al gluten y libros de cocina con recetas sin gluten en el mercado.

Dedicado a mi querida esposa, que es celíaca y que gracias a un diagnóstico a tiempo, actualmente vive feliz y sin preocupaciones derivadas de esta enfermedad. Durante algunos años le diagnosticaban enfermedades que no tenían nada que ver con la celiaquía....que si de los nervios, que si del stress, ....hasta que un médico marroquí, durante nuestra estancia en dicho país en la que permanecimos varios años por cuestiones laborales, le diagnosticó la enfermedad. Desde entonces vive feliz y sin problemas.
La única preocupación es cuando vamos a comer a un restaurante. La mayoría de los restaurantes no tienen ni la más remota idea de lo que significa la intolerancia al gluten. Lo más normal es que te digan que si que lo saben, para a continuación decirte si puedes comer pescado o carne. O sea, que no te fíes cuando vas a un restaurante y le dices que eres celíaco.
Mejor di que no puedes comer alimentos que contengan harina. Para estos enterados, es lo máximo que llegan a comprender.
Aunque te puedes encontrar, y cada vez más, a dueños de restaurantes que tienen familiares con esta enfermedad, y eso si, son generosos contigo...¡se nota!

También mi querido hijo mayor es celíaco, por lo que a él le dedico estas líneas. Que sirvan por lo menos para alertar a aquellos padres que tienen hijos con estos síntomas y que pueden evitar las consecuencias derivadas de esta enfermedad si llegan a tiempo, porque la mayoría de ellos no creen en estas "tonterías". ¡Que pena!
¡Ojalá yo hubiera tenido conocimiento de todo esto en su día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada