martes, 18 de octubre de 2011

PANCHO VILLA - EL CENTAURO DEL NORTE


PANCHO VILLA
Doroteo Arango Arámbula, más conocido por Pancho Villa, nació en San Juan de Río, Durango, en 1876.

Los primeros años de la vida de Villa son algo confusos, ya que existen diferentes versiones.
Una de las versiones, puede que sea la más creíble, a mi juicio, dice que Doroteo Arango (su verdadero nombre)  mató al propietario de la hacienda en donde trabajaba, porque uno de los hijos del hacendado, había violado a su hermana mayor.
Doroteo tuvo que refugiarse en las montañas, en donde no tardó en unirse a una pandilla de bandidos, encabezada por Francisco Villa. El joven fue bien recibido por el jefe, el cual lo aceptó en el grupo. Rápidamente se ganó su confianza. Cuando éste murió, víctima de una escaramuza, nombró a Doroteo su sucesor. A partir de ese momento, y en honor al hombre que hizo por él lo que necesitaba en su momento, adoptó su nombre. Por dicho nombre sería conocido el que más tarde se convertiría en héroe nacional: Pancho Villa.

Pero antes pasó por una etapa en la que se dedicaba al bandidaje, y al robo de ganado.Se unió al grupo de bandoleros dirigido por Ignacio Parra, operó con ellos hasta que José Solís, miembro de la banda, asesinó a un anciano; entonces Villa se desligó del grupo y trabajó en la mina de «El Verde» y como albañil en la ciudad de Chihuahua.


La policía reanudó su persecución, por lo que Villa volvió a la sierra y a su negocio de robar y vender ganado.

En 1910, Villa se unió a la lucha a favor de la clase obrera, uniéndose a Madero,  contra Porfirio Díaz. Su gran capacidad estratégica y su inteligencia hicieron que rápidamente se convirtiera en un líder, y que todos los campesinos quisieran unirse a él para luchar contra las injusticias del poder estatal.

Pronto se convertiría Villa en el héroe de la División del Norte.


En 1912 fue encarcelado, al sospechar el general Victoriano Huerta que estaba implicado en la rebelión de Orozco en defensa de las aspiraciones sociales del campesinado, que Madero había postergado. Consiguió escapar a los Estados Unidos y, tras el asesinato de Madero, regresó a México y formó un nuevo ejército revolucionario, la División del Norte (1913).

Emiliano Zapata y Pancho Villa

Apoyó la lucha de Carranza y de Emiliano Zapata contra Huerta, que se había erigido en dictador. Juntos le derrocaron en 1914; pero después de la victoria de esta segunda revolución, Villa y Zapata se sintieron defraudados por Carranza, y volvieron a tomar las armas, ahora contra él.

Francisco Villa 
Esta vez la suerte militar no estuvo de su parte: Álvaro Obregón derrotó a los villistas y Carranza se consolidó en el poder, logrando el reconocimiento oficial de su gobierno por los Estados Unidos.

Venustiano Carranza
Después de su derrota militar, Pancho Villa se replegó a Chihuahua, desde donde fraguó un golpe militar que le serviría para atacar a USA. después de que este país optara por dar su apoyo a Venustiano Carranza y en especial contra Wilson.

Woodrow Wilson
Ante los hechos acontecidos, el presidente estadounidense Woodrow Wilson enviaría el 14 de marzo de 1916, tropas encabezadas por el general Black Jack Pershing (el mismo que comandaría las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial) a la captura de Villa.

Villa (en el centro) y Black Jack Preshing (a la derecha de la foto)

La búsqueda de Villa llevaría a las tropas estadounidenses finalmente unos 600 km dentro de territorio mexicano, llegando hasta la ciudad de Parral, donde, después de un conflicto encabezado por la maestra Elisa Griensen y donde participaron los niños del pueblo, habría de retroceder el ejército estadounidense a sus campamentos ubicados al norte de México.

Durante 11 meses, los 10.000 soldados de Pershing recorrieron los desiertos del inmenso estado de Chihuahua. Pershing logró dispersar a las fuerzas mexicanas que habían atacado a Columbus, pero Pancho Villa desapareció en el extenso territorio mexicano burlando a sus perseguidores.

Poco a poco Villa regresó a su actividad guerrillera y también fue sufriendo la escasez de armas. Así se mantuvo de 1917 a 1920, salvo un período de resurgimiento, cuando Felipe Ángeles volvió al país para luchar a su lado. 
Huerta, al asumir la presidencia interina del país como fruto del movimiento de Agua Prieta, gestionó la rendición de Pancho Villa.

Foto histórica de Pancho Villa 
El 26 de junio de 1920 Villa firmó los convenios de Sabinas, obligándose a deponer las armas y a retirarse a la Hacienda de Canutillo, Durango, que el gobierno le concedió en propiedad por servicios prestados a la revolución.



Álvaro Obregón llegó a la presidencia de México y cuando hubo consolidado su posición, promovió o abiertamente toleró algunos planes para librarse de Pancho Villa. 

Pancho Villa junto a Álvaro Obregón
Ante el temor de que Pancho Villa nuevamente se levantara en armas, se decide matarlo.

Mediante una emboscada, Villa fue asesinado la tarde del día 20 de julio de 1923 cuando se dirigía a una fiesta familiar en Parral.


Triste final para un gran hombre, que nacido en la pobreza, y sin apenas preparación, llegó a lo más alto.
Una dura lección para muchos, que en su momento no lo llegaron a digerir porque era muy incómodo tener a una persona tan inteligente sin ninguna preparación académica por encima de ellos.
Lo mismo que Zapata.
¡Viva Villa!

Monumeto a Pancho Villa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada