lunes, 13 de febrero de 2012

LA GRAN MURALLA CHINA


El gran pueblo chino, siempre tenaz, trabajador e incansable, nos legó al resto de la humanidad una construcción que es contemplada con admiración por todo el mundo: La Gran Muralla.



Esta monumental obra recorre unos 6700  km, desde Shanhaiguan hasta Jiayuguan en el límte de la frontera con Mongolia, aunque si le sumamos sus ramificaciones, la muralla mide casi 9000 km de longitud.



La Gran Muralla empieza en el mar, en Shanhaiguan a unos 300 km de Beijing
La Gran Muralla acaba en Jiajuguan, en la frontera con Mongolia
Los inicios de la obra se remontan al siglo VII a.c. durante la dinastía Zhou, cuando algunos pueblos fronterizos empezaron a construir murallas para defenderse de sus vecinos hostiles. Cada vez había más muralles fronterizas.
Las primeras murallas se construían con tierra, pero con una técnica que a la vista está. Han aguantado hasta la actualidad.
Fue el emperador Kin Shi Huang, en el siglo III a.c., quien unificó la China de su época y empezó la construcción de la Gran Muralla, aprovechando y uniendo muchas de las murallas ya construidas por los señores feudales.

La construcción más moderna, mejor fortificada, se debe a la época de la dinastía Ming hasta la invasión manchú en 1644. Dicha construcción utilizó el ladrillo y la piedra en vez de la tierra.

No toda la muralla es maciza. Evidentemente tiene puertas, por donde accedían o salían a combatir a los enemigos que constantemente amenazaban al rico y culto imperio chino.
Disponían de tres puertas. Una en el este del país, otra en el norte y otra en el oeste.
Lo mismo que los pueblos bárbaros europeos deseaban invadir al poderoso Imperio Romano, los pueblos linítrofes con China, solo deseaban invadirla. La diferencia es que los romanos mantenían su imperio a base de ejércitos distribuídos por todo su territorio y los chinos, en cambio, lo defendieron construyendo la increíble Gran Muralla. Esto ahorraba el mantenimiento de enormes ejércitos que a la larga provocaban un desgaste económico imposible de mantener. Los chinos, inteligentemente, una vez conquistado su imperio, se limitaron a construir la frontera amurallada, y con pocos hombres, mantenían a rayya a los invasores.
Hay que tener en cuenta que la muralla no era más que una especie de vigilancia fronteriza y que en caso de invasión, se comunicaban con señales de torre en torre de vigilancia para avisar al ejército, que rápidamente se movilizaba para repeler a los invasores.



Lo triste de la Gran Muralla es que en zonas remotas, partes de muralla han ido desapareciendo porque se han aprovechado las piedras y ladrillos para la construcción de viviendas y carreteras. Y las zonas remotas de muralla construída con tierra está muy deteriorada y si no se hace un manteniento, se deteriorarán hasta el punto de desaparecer.

La Gran Muaralla China es uno de los monumentos más espectaculares de la humanidad.
Es como un homenaje al esfuerzo y a la imaginación de aquellos hombres que formaron parte de los pueblos chinos de la antigüedad.



Extensa y detallada información en : http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Muralla_China


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada