viernes, 8 de febrero de 2013

LA ESFINGE DE EGIPTO



La famosa Esfinge de Egipto, en el valle de Giza, a poca distancia de las famosas pirámides, es todavía un misterio en cuanto a la fecha y la orden de su construcción.

El único hallazgo claramente relacionado con la Esfinge pertenece al faraón Tutmosis IV que vivió entre 1401 a 1391 a.C. Se trata de una inscripción hecha en un muro de granito de 2.15 m. de altura.
Se le conocía por  "la estela del sueño", puesto que la esfinge estaba enterrada, y el faraón se quedó dormido a sus pies. La Esfinge le prometió el reino si la desenterraba. Y así fue.



Lo extraño es que la cabeza parece superpuesta sobre el cuerpo, como si se hubiera eliminado (por la causa que sea) y hubiese sido sustituida posteriormente por otra cara, posiblemente de algún faraón. Lo raro es que no tiene la típica barba postiza, pero eso puede ser debido a las acciones violentas de los humanos invasores. La barba se conserva en el Museo Británico de Londres. 
Dicen que la nariz se la volaron soldados mamelucos (tropas de esclavos blancos capturados por los árabes) a las órdenes del ejército francés de Napoleón.

La cabeza, de aspecto humano,  está mirando hacia el este. Según los astrónomos, hace 10500 años, en esta dirección se encontraba la constelación de Leo, o sea, que se miraba a sí misma.
¿Qué mensaje nos querían dejar los constructores de este monumento?
Está tallada sobre una roca caliza, y tiene una altura de 20 metros por 57 metros de longitud.
En la "Estela del Sueño" hay representadas dos esfinges mirando una al este y otra al oeste. Muchos suponen que debería haber dos Esfinges, pero la segunda, a pesar de los esfuerzos por localizarla, jamás ha sido hallada. Hay fotos sobre la zona hechas por satélite que indican que cerca de la Esfinge hubo otro monumento, pero que hoy no existe.
Los egipcios creían en una esfinge masculina (el dios Horemakhet) y otra femenina (la diosa Tefnut) y nosotros solo hemos encontrado una. 

Se supone que fue construida por el faraón Kefren de la IV dinastía (2520-2494 a.C.). Al menos, esta es la versión oficial.

Su aspecto actual no tiene nada que ver con el que se supone, tenía recién terminada. Según los expertos, tanto el cuerpo como la cara estaban pintados de color rojo y la cabeza tenia el clásico "nemes" pintado de rayas amarillas y azules. 

El extremo deterioro que sufre por las inclemencias de tiempo es desastroso. Estudios recientes han demostrado que el deterioro no solo se debe a la acción del viento y de la arena, puesto que permaneció enterrada al menos 3300 años. Debería, pues, estar en mejor estado que la mayoría de monumentos de su época que estuvieron expuestos a la acción directa los elementos.
Según estos estudios, este deterioro tan exagerado se debería a lluvias e inundaciones continuas durante cientos de años. La Esfinge estuvo al meno 600 años sumergida en agua. Lo extraño es que la última inundación de la que se tiene noticia ocurrió hace unos 10500 años  a.C.
Las primeras ciudades predinásticas datan de unos 5000 años a.C. (Merimdé, Fayum A, El Badari, Nagada I, Nagada II, Maadi, etc.)
Esto quiere decir que la Esfinge aún es más antigua. Nos estamos remontando a los tiempos en que una catástrofe de ámbito desproporcionado, acabó con la Atlántida, según los relatos de Solón.

Auguste Mariette (fundador del Museo egipcio de El Cairo) encontró la llamada "Estela del Inventario" en la que se lee textualmente:
"¡Que viva el Horus-Medyed Rey del Alto y Bajo Egipto, Jufu, dotado de vida! Él encontró el Templo de Isis, Señora de las Pirámides, al lado del Templo de Hurun, en el noroeste del Templo de Osiris, señor de Rosetau, Él construyó su pirámide al lado del Templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real Henutsen, al lado de este templo."
Se cree que esta estela es una copia de otra anterior, cosa bastante corriente, y que el nombre de Jufu (Keops) suplanta la personalidad del verdadero autor de la estela. 
Se deduce que Jufu (Keops) ordenó construir su pirámide (que no es la Gran Pirámide) al lado del Templo de Isis y de la Esfinge (Diosa de la Pirámide) que ya existían.
Cristhtiane Zivie-Coche, en su libro "Sphinx, History of a Monument", apunta la posibilidad de que las pirámides fueran restauradas en la época saíta, aunque en la Gran Pirámide no se notan trazas de intervención alguna.

Fuentes consultadas:
http://www.arrakis.es/~lallave/histor10.htm
http://www.egiptomania.com/jeroglificos/articulo/inventario.htm
"Atlas ilustrado de los Misterios"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada