jueves, 10 de abril de 2014

LOS MAYAS Y SUS MISTERIOS

América es una fuente de sorpresas sobre descubrimientos del pasado, tanto en el campo antroplógico como en el cultural. Para la historia "clásica" vista desde el viejo mundo, todo el Nuevo Mundo es nuevo ye ignorado.
El pueblo maya es un claro ejemplo de lo anteriormente expuesto.
El nombre proviene del primer encuentro que tuvo Colón con los habitantes de la pequeña isla de Guanaja, frente a Honduras. porque repetían mucho la palabra "maiam".
Los mayas fueron los habitantes de lo que hoy es Yucatán (México), Guatemala, Honduras, Belice y El Salvador.

Se han encontrado innumerables vestigios de ciudades y pirámides colosales, enterradas en la selva, construidas en diferentes épocas.



Los mayas eran morenos de tez oscura de color cobrizo, no muy altos, pero de complexión muy fuerte. Cara ancha con nariz prominente, pelo muy negro y liso, y con poco vello en la piel. 
Según Weiner y M.W.D. Jeffreys "hay evidencias de que antes de 1513, es decir, antes de que ningún blanco hubiese establecido allí ninguna colonia permanente, en Darién (Colombia) había núcleos autóctonos de población negra". Según Pedro Mártir de Anglería, amigo de Colón, cuando los españoles llegaron a Darién, la región estaba poblada de negros. Hay estatuas con caras de tipo negroide que no encajan con los rasgos de los nativos americanos.

Enormes cabezas talladas en piedra pertenecientes, supuestamente, a la cultura Olmeca. Los rasgos son claramente negroides

Se desconoce todo sobre el inicio de la historia de este pueblo. Su digamos, prehistoria, la sitúan los arqueólogos alrededor del siglo IV a.C., pero no hay nada que se sepa, sobre vestigios anteriores. Nadie se atreve a pronunciarse sobre fechas, por miedo a que su prestigio quede en ridículo, ya que constantemente se están descubriendo restos muy antiguos que posiblemente sean los que nos hablarán del prehistórico pasado olvidado de este gran pueblo.

La lengua antigua del pueblo maya no se conoce. Solo se conocen sus dialectos, el quiché, el chol-chorti, el tzeltalttzotzil, el mam-ixil, el kakchiquel y el huaxteca, que no se parecen nada entre sí.
Los mayas fueron invadidos por las tribus nahuas del norte, entre 1200 y 1250 de nuestra era, más tarde, en 1451, los mayas lograron expulsarlos. Poco después, cuando llegaron los españoles, ya no se tenían noticias de que los mayas fueran una institución estatal. Por lo visto, después de la invasión nahua, el imperio maya quedó totalmente desmembrado, quedando dividido en pequeñas unidades políticas, independientes unas de otras, y que a veces luchaban entre sí.
Los españoles encontraron una dura resistencia que duró veinte años. Fue el pueblo más duro y que más resistencia opuso a los conquistadores.

Es indudable que la civilización maya floreció antes que los pueblos asentados en el actual territorio mexicano. Y todo apunta a que la cultura maya fue fruto de la colonización de la civilización preincaica.
El dios Kukulkán, la serpiente emplumada y civilizador del pueblo maya, tiene los mismos rasgos y la misma historia mitológica que el dios mexicano Quetzalcoalt, y con el dios Viracocha de los incas. Algo así como el Gilgamés sumerio y el Noé bíblico.



Los incas tenían un régimen monárquico, en cambio los mayas era una especie de confederación de pequeños estados, dando la impresión de tener dependencia en un pasado, del imperio inca.
En ambos pueblos, el maya y el inca, encontramos que las clases dirigentes organizan la vida comunitaria, siendo la clase sacerdotal la clase intelectual dedicada a la investigación, especialmente en el campo de la astronomía.
Los mayas y los aztecas eran enemigos. En el imperio azteca imperaba la tiranía, todo lo contrario del maya. El imperio maya estaba más hermanado con el inca.

Los mayas fueron los que introdujeron el cultivo del maíz y del tabaco en la zona amazónica. El maíz es una planta que no se da en la naturaleza. Se obtuvo por hibridación a base de cruces hasta llegar a la planta actual. Solo se reproduce por medios humanos. Si el hombre no interviniera, el maíz desaparecería como tal. Es otro de los misterios inexplicables, que muchos lo atribuyen a la casualidad. 
Eran también pescadores. Expertos en la fundición del oro y el cobre, formando incluso aleaciones, y practicaban el juego sagrado de la pelota.
¿Como es posible que una cultura con un territorio tan extenso, prosperara y más tarde desapareciera de forma misteriosa?
Un pueblo que trabajaba la piedra sin herramientas de metal, construyendo imponentes monumentos sin servirse de la rueda, desconocida en el continente hasta la llegada de los españoles. Es decir, con medios técnicos más bien de la Edad de Piedra, y que cuesta de creer que pudieran edificar tantos restos majestuosos como los que nos han legado.


Y todo en medio de una selva tropical inmensa y hostil. Fue una especie de cultura milagrosa.
Disponían de un calendario mágico compuesto por 260 días, cada uno con un nombre. 
También disponían de un calendario astronómico llamada Haab, con 365 días, distribuído en 18 meses de 20 días cada uno, más otro de solo 5 días- Eran los días sin nombre.





Muchos restos mayas son inexplicables, a pesar de los muchos estudios realizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada