miércoles, 11 de febrero de 2015

PSICOLOGÍA: HIPOCONDRIA - ANSIEDAD POR LA SALUD


Todos nos preocupamos de nuestra salud, es normal, pero existen personas que llegan a ser obsesivos con su salud, de forman que solo viven y piensan en sus dolencias.

La hipocondria es una enfermedad mental bastante peligrosa para el individuo que la padece porque llega a creerse que tiene enfermedades inexistentes, o que si tiene algo, su preocupación es exageradamente desmesurada.

"La hipocondria está catalogada dentro de los Trastornos Somatomorfos, es decir, trastornos caracterizados por la presencia de síntomas físicos que sugieren una enfermedad somática (física) para la que no hay pruebas inequívocas. Pero si hay clara evidencia de su relación con factores o conflictos psicológicos"
El hipocondríaco no vive pensando en su dolencia. Siempre piensa que él tiene lo peor. Son enfermos "profesionales".

Lo tiene todo, y lo malo es que se lo creen y hacen creer a los que les rodean que lo que tienen es lo peor, llegando a preocupar a sus familiares más directos porque se creen las versiones del enfermo si desconocen su enfermedad real, que es la hipocondria.

Estas personas están casi permanentemente en estado de ansiedad y sufren cambios de estado de ánimo con frecuencia. Acostumbran a hablar con todo el mundo para comunicarles sus dolencias. Son expertos en enfermedades y en medicamentos.
Se saben todos los nombres de los medicamentos asociados a lo que ellos creen que son sus dolencias.
Con frecuencia se automedican. Los más sensatos intentan convencer a sus médicos de sus males. No se dan cuenta de que su verdadera enfermedad es mental.
Si los médicos no les corresponden con lo que estas personas afirman, los repudian, hablando mal de ellos.

No es de extrañar que muchos de estos enfermos acaben padeciendo algún tipo de enfermedad de tipo depresivo, porque centran toda su existencia en sus "enfermedades".
Existe otro grupo de hipocondríacos que elude visitar a su médico precisament , por miedo a que le diagnostique la enfermedad que cree tener.

Los médicos tienen verdadero terror a los pacientes hipocondríacos. No saben que hacer para que el paciente no acabe enfadándose con ellos. Aunque por desgracia, lo más normal es que la relación médico - paciente acabe mal.

Cuando una persona es consciente de su obsesión, lo mejor es recurrir a un especialista para que le aconseje como encontrarse a sí misma de nuevo.

Ver más en:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001236.htm
http://www.clinicadeansiedad.com/02/137/Hipocondria:-Ansiedad-por-la-salud.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada