domingo, 28 de junio de 2015

50 Aniversario Beatles en España - Barcelona

50 Aniversario Beatles en España - Barcelona




Se cumplen 50 años de la llegada de The Beatles a Barcelona. Para la juventud de aquel tiempo, parecía increíble que los mal llamados "escarabajos" pudieran presentarse en directo en Barcelona. Aquello era de locura. Eran los dioses de la música.






Acababan de nacer, como el que dice, y habían impuesto su estilo en todo el mundo, siendo imitados por la gran mayoría de conjuntos musicales de todos los países. Compositores inagotables, sus canciones eran interpretadas por la gran mayoría de cantantes famosos de su época. Hasta las grandes orquestas tocaban sus temas.

The Beatles en la sala Barts, en Barcelona

No solo cambiaron el rumbo de la música sino que con su forma tan original de tocar, influyeron en todos los músicos del mundo a cantar y tocar sin ecos y sin reverberaciones . Eran naturales. Se acabó con ellos el sonido dulce de las guitarras y la batería y el bajo en segundo plano. La batería de Ringo reforzaba el sonido espectacular del bajo de Paul, y los acordes de John y los punteados originales de George. Eran todo un espectáculo verlos en directo.
Sonaban con fuerza y cantaban todos. Eran un coro de voces en directo, sin solistas. A cual mejor.
Pero no cuidaban sus directos, y esto si que era un grave problema, al menos, a mi modo de ver.

Yo tuve el privilegio de ser uno de los espectadores del concierto de la plaza de toros Monumental de Barcelona. Recuerdo que veníamos de actuar en un local de la Costa Brava de Catalunya, en Lloret de Mar, y al pasar por la Monumental, bajamos de nuestra furgoneta que nos llevaba a casa, el solista de nuestro grupo, Santi, y yo, Willy Murder, autor de estas líneas. Llegamos justo cuando estaban aún actuando los Sirex, grupo catalán, que en aquel entonces eran el mejor exponente de la música moderna en nuestro país, pero con un estilo más bien rockero, nada que ver con The Beatles.

Después salieron The Beatles. Aquello fue de locura. No se oía nada. Los gritos histéricos de las chicas no nos dejaron oír nada de nada.Yo nunca he comprendido como una persona asiste a un concierto para chillar sin parar y no escuchar a sus ídolos. Vale que chillen, pero cuando se canta y se toca, hay que escuchar. Después, al acabar una canción, chilla y grita llorando lo que quieras, pero a la siguiente canción, para y escucha. No había manera.


The Beatles no cuidaron su sonido, al menos en este concierto, ya que Los Sirex sonaron mucho mejor, con más potencia, tapando con sus potentes amplificadores los chillidos de sus fans que no eran pocas, ya que eran el mejor grupo musical de España en su momento.
Fue una lástima, porque todos,al menos yo, esperábamos que sonaran como en sus discos. Nada que ver.
Las locas fans no nos dejaron oírlos, y ellos, o al menos, sus técnicos de sonido, menospreciaron la actuación y el lugar, Creyendo que estaban en un país tercermundista, cuando todos sabemos que España siempre ha estaba por delante de Gran Bretaña en todo, pero los ingleses, quizás porque siempre nos han tenido envidia, nos menospreciaron, no preparando el sonido como correspondía a una ciudad tan importante como Barcelona, lo que originó un descontento general de los músicos, como yo, que acudíamos para ver y oír a nuestros ídolos.
En fin amigos, un gran recuerdo de Hard Day's Night

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada