lunes, 13 de marzo de 2017

LA BIBLIA Y SUS VERSIONES


Todos los interesados en la lectura de la Biblia  creemos que estamos leyendo una única versión, a la que llamamos la Santa Biblia que no es ni más ni menos que un compendio de libros considerados como sagrados por los cristianos.
Hay discrepancias de criterios, en cuanto a las referencias con los textos primitivos originales, la mayoría de ellas por problemas políticos más que por los religiosos, aunque no sin fundamento, sino que a veces, con fundamentos basados en sólidos razonamientos.





Pero el origen de la Biblia está en las sagradas escrituras de los judíos, que las conservaron a través de los siglos, primero de boca en boca y más tarde por escrito. Los judíos son el pueblo elegido de Dios, y hasta el Corán, libro sagrado de los musulmanes, así lo reconoce.
La Biblia escrita en hebreo (TANAJ) es la considerada como el referente.

Las demás son derivadas de ésta.
Así tenemos la Biblia de los Setenta (o Septuagenaria), La Vulgata y versiones de sectas cristianas protestantes disidentes de los católicos con traducciones de todos los gustos.muchas de ellas alejadas de la verdadera.
Los cristianos añadimos a la Biblia, el Nuevo Testamento. Éste no varía, pero sí que encontramos discrepancias en cuanto a los libros del Antiguo Testamento.



Una de las versiones más antiguas de la Biblia es la de los 70. Se llama así porque se cree que fue traducida del hebreo y arameo, al griego, por setenta sabios judíos egipcios eruditos en religión, quienes hicieron el trabajo por encargo del rey de Egipto, Ptolomeo II Filadelfo, que reinó entre el 284 y el 246 a.C. y fue el fundador de la biblioteca de Alejandría. Quiso así traducirla para conservarla en dicha biblioteca. Inicialmente se tradujo la Torá y el resto en los dos siglos siguientes.
La Biblia de los 70 contiene los 24 libros del Tanaj judío, traducidos del arameo-hebreo al griego, los cuales, re-ordenados después de traducidos son los 39 libros aceptados por todos, sean judíos o cristianos.

Libros considerados como aceptados por la Iglesia Protestante. Los que no están incluídos, se consideran apócrifos.


Pero consta de más libros que la Biblia hebrea o Tanaj original, al menos tiene 15 libros demás. Y estos son:
Libros 1, 2, y 3 de los Macabeos, Libros 3 y 4 de Esdras, Tobías, Judith, Baruc, Sabiduría, El Eclesiástico,  La Oración de Manasés, La Epístola de Jeremías, Libro de Enoc, Libro de los Jubileos, La Ascensión de Isaías.

Esta traducción también vino bien a los judios que vivían fuera de Israel, llamada Palestina por los romanos, que la re-nombraron así para que el mundo se olvidara que existió un reino llamado Israel, en castigo a la rebeldía del pueblo hebreo contra el Imperio Romano.
Pero los judíos que vivían fuera de Israel, a causa de la diáspora, nunca consideraron los libros añadidos. Los consideraban apócrifos, es decir, no creíbles.

Los primeros cristianos utilizaban la Biblia de los 70, lo que llegó a molestar a los judíos, que seguían considerando que el Antiguo Testamento estaba adulterado.

A partir de aquí empiezan las traducciones. Así en el año 150 de nuestra era, Aquila, hizo un traducción bastante fiel del hebreo al griego, y que era la utilizada por los judíos que hablaban griego y que vivían fuera de Palestina.
Los cristianos lanzaron una nueva versión revisada de la Biblia de los setenta, por Teodosio, en el año 185, y más tarde, alrededor del año 200, otra versión, traducida directamente del hebreo realizada por Simaco.
A partir de aquí, se empiezan a hacer versiones en latín, siendo la más antigua conocida la "Itala", traducida directamente de la Biblia de los setenta, pero de los 15 libros que se habían añadido, se eliminaron 5, quedando pues en 10 libros de más.
Se excluyeron: El Libro de los Jubileos, La Ascensión de Isaías, La Epístola de Jeremías, El 3 de los Macabeos y el Libro de Enoc, por considerar que fueron escritos, algunos de ellos en épocas bastante recientes.
Y digo yo...¿Y la Torá no? Si el Génesis, por poner un ejemplo, describe la creación del primer ser humano y su compañera, el relato fue escrito en época muy posterior, muchos miles de años después, incluso siglos después del propio Moisés.
Con el mismo criterio, diríamos que el Génesis no es fiable, cuando todos sabemos que en la antigüedad los relatos se conservaban de generación en generación, de palabra, y no precisamente escrito. La escritura vino más tarde, pero no por ello menos fiable.

La Biblia traducida al latín, más conocida, y anterior a la Vulgata, era la Vetus Latina, traducida por diferentes personas no por uno solo.
La posterior Vulgata tiene su origen en la traducción del griego y del hebreo al latín, en el año 382 de nuestra era, por Jerónimo de Estridón, encargada por el papa Dámaso I.
Todas estas versiones tienen su origen en la Biblia de los 70 o Sptuagenaria.
En la Edad Media, empezaron a hacerse copias, con los consiguientes errores de traducción. Muchos intencionados y otros no. Además, con contenidos de la Vetus Latina y con notas personales, aclaratorias, que muchas veces, en vez de aclarar, confunden, pero en aquellos primitivos tiempos, las personas tenían muy poca o casi apenas cultura, empezando por los que predicaban, y necesitaban notas aclaratorias para poder justificar cuestiones difíciles de comprender en aquellos tiempos.


LOS LIBROS CONSIDERADOS ACTUALMENTE COMO APÓCRIFOS

1 de ESDRAS
2 de ESDRAS
El Libro de TOBÏAS
JUDITH
partes de ESTHER
SABIDURÍA (de Salomón)
ECLESIÁSTICO
BARUC
partes de DANIEL (La historia de Susana)
El Canto de los Tres J'ovenes Hebreos
La Oración de Manasés
1 de MACABEOS
2 de MACABEOS

La Iglesia Católica Romana aceptó los apócrifos en el Concilio de Trento, en 1546, posiblemente por llevarle la contraria a la Reforma Protestante de Martin Lutero (1534), que no los reconocía.
Fueron colocados como libros no inspirados, solo como enseñanza devocional.
La Iglesia Católica en sus primeros siglos tuvo también su polémicas con estos libros, no llegando a reconocerlos por la mayoría de eruditos, aunque si que fueron ratificados como reconocidos en varios concilios. El de Trento no hizo más que confirmar.

El Libro de Enoc no es reconocido como canónigo por las iglesias cristianas a partir del concilio de Laodicea en el 364 de nuestra era. Forma parte de la iglesia ortodoxa etíope. Durante los primeros siglos del cristianismo fformó parte de la Biblia de los 70. Los judíos también lo excluyen, excepto los judíos etíopes.

NUEVO TESTAMENTO - EVANGELIOS APÓCRIFOS

Durante los primeros siglos del cristianismo surgieron muchos escritos referentes a la importancia que estaba adquiriendo la figura de Jesucristo. Evidentemente, los hebreos no los aceptaron, puesto que seguían aferrados a la venida del Mesías y que Jesús no era más que otro profeta más.
Durante largo tiempo, muchos de estos escritos fueron considerados textos canónigos tanto por los judíos como por los demás cristianos.

Dentro de estos primitivos evangelios tenemos al menos 50 considerados gnósticos, como El Evangelio de Tomás, El Evangelio de Marción, El Evangelio de María Magdalena, El Evangelio de Judas, Evangelio Apócrifo de Juan, Evangelio de la Verdad, Evangelio griego de los egipcios.

También existen evangelios como El Protoevangelio de Santiago, Evangelio de Mateo, Evangelio de la Natividad de María, Evangelios de la Infancia de Tomás, Evangelio árabe de la infancia. Historia de José el Carpintero, Evangelio armenio de la infancia, Evangelio de Pedro, Evangelio de Nicodemo, Evangelio de Bartolomé, Evangelio secreto de Marcos, Evangelio de Santiago, Evangelio cátaro de Juan, Evangelio de Bernabé, Evangelio de Taciano, Evangelio de los nazarenos, Evangelio de Ammonio, Evangelio de la Venganza del Salvador, Evangelio de la muerte de Pilatos, Evangelio apócrifo de Galilea, Manuscritos de Nag Hammadi (Apocalipsis de Pablo), Libro de San Juan Evangelista, Libro de Juan, arzobispo de Tesalónica, Narración de José de Arimetea,  y cartas como la Correspondencia entre Jesús y Abgaro, Carta del Domingo.


Evangelios perdidos:
Evangelios de los hebreos, Evangelio de los doce, Evangelio de los Egipcios, Evangelio de Matías, Evangelio de Tomás, Evangelio de Felipe, Evangelio de Pedro, Evangelio de los adversarios de la Ley y de los Profetas, Memoria de los Apóstoles, Tres clases de fruto de vida cristiana, Evangelio de los cuatro rincones del mundo, Evangelio de Apeles, Nacimiento de María, Evangelio de Judas Iscariote, Evangelio de Eva, Ascensión de Santiago, Evangelio vivo, Preguntas de María, Evangelio de la Perfección, Evangelios de Basílides, Evangelio de Marción.


Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Septuaginta
http://www.conocereislaverdad.org/apocrifos.htm
http://www.apologeticacatolica.org/Canon/CanonN01.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelios_ap%C3%B3crifos#Clasificaci.C3.B3n

No hay comentarios:

Publicar un comentario