lunes, 28 de abril de 2014

LAS CARAS DE BELMEZ

En el año 1971, en el pueblo de Belmez de la Moraleda (Jaen), empiezan a aparecer rostros humanos sobre el suelo de la casa de María Gómez.
Primero apareció una cara bastante irreconocible, y se asustaron ella y su marido, llamando a los vecinos.
Este hecho rápidamente fue conocido por la prensa y por la televisión.
Recuerdo que la tele cada día nos mantenía informados con la aparación de nuevos rostros y con el perfeccionamiento de caras que en un principo no eran muy claras pero que con el pasar de las horas y los días, iban cambiando, haciaédose cada vez más definidas.

Se habló de que si la razón era que la casa había sido construida sobre un cementerio, o si las personas que aparecían tenían algo que ver con los antepasados de María.





Después del revuelo armado, se procedió a realizar excavaciones con sumo cuidado. A tres metros de profundidad aparecieron numerosos huesos.
Parecía ser cierta la hipótesis del cementerio, ya que la casa es contigua a la iglesia, y posiblemente esos huesos hubieran pertenecido al cementerio. Las pruebas del carbono dieron como resultado que pertenecian al siglo XIII, y en cambio la antigüedad del pueblo databa del siglo XV. No había duda que no era el cementerio del pueblo, pero si que posiblemente, allí hubo algo parecido a una fosa común anterior a la construcción de la iglesia del pueblo.

Volvieron a tapar la fosa, pero siguieron apareciendo rostros, aunque ya no tan claros.


Lástima que aterrorizados picaron los rostros para desfigurarlos, asustados como estaban de tanta aparición.

No pasó mucho tiempo, después de pulir el suelo, cuando volvieron a aparecer nuevas caras, y las más antiguas iban desapareciendo. Investigadores de todo el mundo, estudiaron las caras, el suelo, pusieron cámaras,...nada. No era un truco. Las caras aparecían realmente de la nada. Sin pinturas, tintes ni nada que pudiera sospechar que eran artificialmente dibujadas.


El Dr. Jiménez del Oso, hizo un programa sobre este misterio, en su programa televisivo, que en aquella época tenía una enorme audiencia.

Se han hecho hipótesis para todos los gustos, pero lo cierto es que el misterio está ahí, y de lo que nadie puede dudar, es con la minuciosidad con que se investigó sobre la aparción de estas caras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario