martes, 10 de enero de 2012

CANIBALISMO

El canibalismo, como todos sabemos significa consumir carne humana. En la civilización actual, el alimentarse de carne humana supone algo horrible, impensable, enfermizo.
No obstante, en épocas pasadas, el consumo de carne humana, no era una cosa descabellada. Incluso en algunas civilizaciones del pasado, se consideraba un privilegio, ya que se creía que con ello, los conocimientos y las virtudes del difunto se transmitían a los que consumían su cuerpo físico. 

El canibalismo o antropofagia, ha sido a través de la historia, práctica frecuente. Se supone que muchas veces, el ser humano se ha visto obligado a ello por cuestiones de supervivencia.



La palabra caníbal es originaria de la época de los primeros exploradores españoles, cuando llegaron a las islas del mar Caribe, y se sorprendieron de ver que los indígenas de aquellas islas practicaban el canibalismo como algo habitual. Originalmente, la palabra era caríbal (nativo del Caribe) y con el tiempo degeneró en caníbal.

Encontramos citas sobre la práctica del canibalismo en  la Biblia:

Yaweh advierte seriamente:
Génesis:
9,3 Todo lo que se mueve y tiene vida os servirá de alimento: todo os lo doy, lo mismo que os di la hierba verde.
9,4 Sólo dejaréis de comer la carne con su alma, es decir, con su sangre,
9,5 y yo os prometo reclamar vuestra propia sangre: la reclamaré a todo animal y al hombre: a todos y a cada uno reclamaré el alma humana.
9,6 Quien vertiere sangre de hombre, por otro hombre será su sangre vertida, porque a imagen de Dios hizo El al hombre.

En unas de las terribles maldiciones de Yaweh, dice:
Levítico, 26,29 : Comeréis la carne de vuestros hijos y la carne de vuestras hijas comeréis.

Reyes II
6,25 Hubo gran hambre en Samaría; y tanto la apretaron que una cabeza de asno valía ochenta siclos de plata, y un par de cebollas silvestres cinco siclos de plata.
6,26 Pasaba el rey de Israel por la muralla cuando una mujer clamó a él diciendo: Sálvame, rey mi señor!
6,27 Respondió: Si Yavé no te salva, ¿con qué puedo salvarte yo? ¿Con la era o con el lagar?
6,28 Díjole el rey: ¿Qué te ocurre? Ella respondió: Esta mujer me dijo: "Trae a tu hijo y lo comeremos hoy; y el mío lo comeremos mañana."
6,29 Cocimos a mi hijo y nos lo comimos; al otro día le dije: "Trae tu hijo y lo comeremos", pero ella lo ha escondido.
Como podemos observar, la práctica del canibalismo es tan antigua como la propia existencia de la humanidad.

Los vestigios de esta práctica se han encontrado en restos de neandertales, hace más de veinte mil años, y se supone que nosotros tenemos genes de mestizaje entre homo sapiens y neandertal. Es más, parece que hay vestigios que demuestras que el canibalismo se practicaba ya hace unos 800.000 años.


No se si las fotos expuestas en doggui.com son reales, pero no tiene desperdicio. Os dejo el enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada