jueves, 24 de abril de 2014

PSICOLOGÍA - LOS PSICÓPATAS





Siempre hemos asociado al psicópata (o sociópata) a personas retorcidas, malas, generalmente asesinos sin escrúpulos, como Hannibal Lecter, el de "El Silencio de los Corderos".

De acuerdo a Robert Hare, autoridad mundial en psicología criminal, y profesor de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), señala que precisamente la única característica ineludible en un psicópata “es que carecen de emociones, de la capacidad de situarse en el lugar de otra persona para siquiera imaginar su sufrimiento”.



También agrega Hare que un psicópata busca entrar en tu cerebro hasta intentar imaginar lo que piensas, pero nunca podrá llegar a comprender cómo te sientes. Incluso está demostrado que un psicópata puede llegar a relacionarse social o intelectualmente, pero siempre viendo a las personas como objetos, es decir, le quitan al otro los atributos de persona para valorarlo como cosa.

http://id.tudiscovery.com/la-psicopatia-una-anoma/


Pero si matizamos, hay varios subtipos de psicópatas.
La primera distinción entre psicópatas se la debemos a Cleckley, en 1941, el cual hizo dos grupos, los Psicópatas Primarios y los Secundarios.
Tanto los Primarios como los secundarios se pueden subdividir en dos subtipos en los que está los Psicópatas Descontrolados y los Carismáticos.

Los Psicópatas Primarios son incapaces de mostrar cualquier emoción natural. No responden al castigo, ni a la desaprobación. No se sabe si pueden llegar a entender el significado de sus propias palabras, ya que sufren lo que Cleckey llamaba "afasia semántica".
Son personas que viven permanentemente dejándose llevar por el aliciente de las cosas que le seducen.
No siguen ningún proyecto de vida, ni les importa.

Los Psicópatas Secundarios: son arriesgados, pero son individuos también más proclives a reaccionar frente a situaciones de estrés, guerreros, y propensos a la culpabilidad. Se exponen a más estrés que la persona promedio, pero son tan vulnerables al estrés como la persona promedio. (Esto sugiere que no son "completamente psicopáticos." Puede ser debido a variaciones genéticas distintivas).

Son gente audaz, aventurera y poco convencional que comenzó a establecer sus propias reglas de juego a temprana edad. Son conducidos fuertemente por un deseo de escapar o de evitar dolor, pero también son incapaces de resistir a la tentación. A medida que su ansiedad aumenta hacia un cierto objeto prohibido, su atracción hacia ella también se incrementa. Viven sus vidas dejándose llevar por el aliciente de la tentación. Tanto los psicópatas primarios como los secundarios están subdivididos en:

Los PSICÓPATAS DESCONTROLADOS: son la clase de psicópatas que parecen enfadarse o enloquecerse más fácilmente y más a menudo que otros subtipos. Su frenesí se asemejará a un ataque de epilepsia. Por lo general son también hombres con impulsos sexuales increíblemente fuertes, capaces de hazañas asombrosas con su energía sexual, y aparentemente obsesionados por impulsos sexuales durante la gran parte de su vida que pasan despiertos. También parecerían estar caracterizados por ansias muy fuertes, como en la drogadicción, la cleptomanía, la pedofilia, cualquier tipo de indulgencia ilícita o ilegal. Les gusta la endorfina "alta" o "acelerada" del entusiasmo y de la toma de riesgos. El violador y asesino en serie conocido como el Estrangulador de Boston era un psicópata de este tipo.

Los PSICÓPATAS CARISMÁTICOS:


son mentirosos encantadores y atractivos. Por lo general están dotados de uno u otro talento, y lo utilizan a su favor para manipular a otros. Son generalmente compradores, y poseen una capacidad casi demoníaca de persuadir a otros para que abandonen todo lo que poseen, incluso hasta sus vidas. Los líderes de sectas o de cultos religiosos, por ejemplo, podrían ser psicópatas si conducen a sus seguidores a causar su propia muerte. Este subtipo llega a menudo a creerse sus propias ficciones. Son irresistibles.

Los sociópatas han existido siempre en formas diversas y en distinto grado. Se los ha conocido bajo diferentes nombres. Se los ha estudiado utilizando varias técnicas, y a través de los años se han encontrado varias causas a su enfermedad. Pero una cosa nunca varía: todos los sociópatas poseen tres características en común: son individuos muy egocéntricos, sin empatía hacia los demás, e incapaces de sentir remordimiento o culpa. [El Sociópata – (The Sociopath) Rebecca Horton (Abril 1999)]

A pesar de que el psicópata tiene gustos y preferencias, y afición por los placeres que la compañía humana puede traer, el análisis demuestra que es totalmente egocéntrico, y que valora a los otros solamente porque aumentan su propio placer o mejoran su estatus. Mientras que él no brinda ningún amor verdadero, es absolutamente capaz de inspirar amor a veces hasta fanático en los demás.

Es por lo general superficialmente encantador y da muy seguido una impresión llamativa de poseer las cualidades humanas más nobles. Se hace de amigos fácilmente, y es muy manipulador, con su habilidad de palabras para salirse con la suya de cualquier apuro. A muchos psicópatas les encanta ser admirados y se regodean cuando los demás los adulan.

La carencia de amor trae también aparejada la carencia de empatía. El psicópata es incapaz de sentir lástima por otros en situaciones desafortunadas o de ponerse en el lugar de otra persona, sin importar que haya lastimado o no a esta última. (Gordon Banks)


Cómo Ven los Psicópatas al Mundo

No sólo codician las posesiones y el poder, sino que también sienten un placer especial al usurpar o quitarle a los otros (a un hermano simbólico, por ejemplo); lo que puedan plagiar, estafar, y obtener mediante extorsión son frutos mucho más dulces de los que pueden ganar realizando de un trabajo honesto.
Y una vez que han agotado todo lo que pueden de una fuente, se vuelcan hacia otra para explotarla, chuparle la sangre, y después echarla a un lado; su placer al causar la desgracia de otros es insaciable. Utilizan a la gente como medio para alcanzar un fin; esta última debe ser subordinada y degradada de modo tal que los antisociales puedan justificarse...
http://quantumfuture.net/sp/pages/psicopatia.html

LAS MUJERES PSICÓPATAS:

Artículo de Jorge Martija en el Periódico de Alicante:



La psicopatía es un trastorno antisocial que se observa mayormente en hombres. Sin embargo, en algunos casos, aparece en mujeres. Pese a que se han realizado pocos análisis con mujeres psicópatas, la mayoría coinciden en que estos pacientes presentan un egocentrismo patológico, un encanto externo y notable inteligencia, ingratitud hacia cualquier consideración especial de bondad o de confianza, problemas para ponerse en lugar de otro, incapacidad para establecer lazos de muchos años con otros, vida sexual impersonal, trivial y poco integrada, incapacidad para seguir cualquier plan de vida, falta de capacidad para aprender de la experiencia vivida, conducta violenta de forma duradera y persistente, perfil manipulador y falta de remordimientos.

Si prestamos atención al pasado de estas mujeres, encontramos que, según los estudios, el 60% de ellas han perdido a uno de los padres, de niñas fueron privadas de amor maternal por estar los padres ausentes o alejados, un régimen incorrecto de disciplina; por ejemplo, un padre implacable y la madre débil, que de cara a los demás se presentan como una "familia feliz".
En apariencia, el psicópata, en este caso tanto si es hombre como mujer, intenta aparentar lo que no es; por ello es habitual que su apariencia sea normal y hasta afable. Nunca da muestras de ansiedad o sentimiento de culpa.

Es incapaz de prever el impacto de su conducta sobre los demás. Además es incapaz de planificar de cara al futuro. Pueden fingir preocupación por los estratos sociales bajos y manifiestan que están del lado de los más débiles.

Y también pueden ser muy cariñosos con los animales (contrariamente a la opinión general), pero los siguen viendo como objetos en relación con ellos mismos.


A la hora de elegir pareja, el psicópata busca personas amables, cariñosas. Sabe a quién elegir. Elige a personas con necesidad de apego y de dependencia, lo cual complementa el deseo del psicópata de separación y autonomía.

Es frecuente que lean manuales sobre psiquiatría y acudan a terapia. De este modo aprenden estrategias para justificarse, para "echarle la culpa a otro". Ellos no asumen los errores; los proyectan en los demás.

Por todo lo dicho que la manera de tratar con un psicópata es proporcionarle la posibilidad de realizar una terapia, de que mejore y aprender a experimentar sentimientos.

Pero a nivel personal todo estudio coincide en que la cuestión clave es dar con el modo de alejarse de él.



http://www.diarioinformacion.com/opinion/2012/09/19/mujer-psicopata/1295463.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario