lunes, 14 de marzo de 2011

MAPAS DE PIRI REIS


Se ha escrito mucho sobre los mapas de Piri Reis. Es más, se dice que gracias a estos enigmáticos mapas, Cristóbal Colón viajó a las tierras del Nuevo Continente con una seguridad fuera de toda duda.
Los mapas en sí, vistos sin pensar mucho, describen el mundo conocido con bastante exactitud. Pero si nos fijamos con atención, podemos llegar a conclusiones insospechadas.
Por ejemplo:
¿Como es posible que la Antártida esté cartografiada con una exactitud que raya la perfección, si en aquellos tiempos (y en la actualidad) está sumergida bajo capas de varios kilómetros de hielo?.
Hemos de tener en cuenta, que la Antártida fue descubierta en 1820. ¿Como se pudo cartografiar con tantos siglos de antelación?


La Antártida desde el espacio
¿Quien o quienes pudieron cartografiar la tierra desde el espacio?..., pues es la única manera de poder tener una panorámica como la observada en el trazado de los mapas.

No podemos olvidar que el mundo conocido se limitaba Europa, Asia (normalmente viajando por la famosa ruta de la seda, o sea, por tierra),  África (costas mediterráneas y países cercanos  y las costas que rodeaban al continente). De América, no se conocía nada; al menos a nivel oficial. Si que sabemos que pueblos antiguos, como fenicios, sumerios, egipcios,y más tarde los vikingos, habían dejado huellas de haber visitado zonas del continente americano. Pero no con la capacidad de análisis de creer que habían descubierto un nuevo continente.
También los chinos habían cartografiado medio mundo, casi un centenar de años antes que Colón.
¿Era consciente Colón que había llegado a un nuevo continente?. Posiblemente, si. 
Los mapas de Piri Reis estuvieron en su poder, lo que le daba esa seguridad. ¿Como llegaron a manos de Piri Reis? Según se dice, un marino que había viajado en la tripulación del Gran Almirante Cristóbal Colón, tenía alguno de los mapas utilizados en el descubrimiento de América. y se los entregó a Piri Reis, que era un coleccionista de mapas. Una de las obsesiones del temible corsario turco era apoderarse de los mapas que caían en su poder tras las batallas con los cristianos en el Mar Mediterráneo, especialmente los cartografiados por españoles y portugueses..
Los mapas, a primera vista, tienen una forma extraña. Parece que estén dibujados de forma rudimentaria. Pero si vemos la Tierra desde el espacio, nos daremos cuenta de que están dibujados de forma exacta, tal y como la vería un astronauta desde el espacio en la actualidad.

Hay cartografías de extrañas islas, enormes por su dimensión, que nos hacen pensar. Entre Europa y América, podemos ver algo inaudito. ¿Serán copias de mapas más antiguos, en los que aparecía la famosa Atlántida?


Si observamos nuestro planeta desde el espacio comprobaremos que los cartógrafos que realizaron los mapas originales tenían una visión espacial difícil de imaginar. Todo hace pensar que están basadas en vistas desde el espacio.

Se cree, por lo visto debido a unas anotaciones de Piri Reis al pie de uno de sus mapas, que estos fueron utilizados desde épocas muy antiguas y que los que él poseía, no eran más que copias de copias.
"...trazados en los días de Alejandro, Señor de los Dos Cuernos de Caza, que indicaban las regiones deshabitadas del mundo.."
No me queda más que volver a repetir la pregunta de siempre:
¿Realmente la historia que conocemos y que nos han contado, es la verdadera?
Casi con toda certeza, nuestro pasado es aún una incógnita que necesita de muchísimo tiempo para ser descifrado.
Algún día conoceremos la verdad. ¿Lo veremos?. Posiblemente, no.
Yo siempre he creído que ha habido diferentes civilizaciones, que han desaparecido. Las causas, las ignoramos. Aunque nuestra imaginación es libre. Cataclismos naturales, guerras mundiales en el pasado, plagas imposibles de neutralizar, meteoritos que impactaron sobre la superficie de nuestro planeta, efectos solares letales,...etc, etc.
Pero siempre quedaron algunos que re-emprendieron la aventura de la supervivencia sobre nuestro planeta Tierra. Y....¡vuelta a empezar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada