miércoles, 13 de abril de 2011

EL FIN DEL MUNDO SE AVECINA

El clima está cambiando: el hielo de los Polos se derrite debido al realineamiento geomagnético , los glaciales del Himalaya aumentan, los terremotos cada vez con más virulencia, lluvias torrenciales.....
Antártida

Glacial Himalaya
Chile. Falla de 500 km provocada por un terremoto

Terremoto en China
Terremoto Japón 21-12-2010

Terremoto y posterior Tsunami, Japon 14 de marzo de 2011

¿Será cierto que se acerca el fin del mundo?
No quisiera transmitir pesimismo, pero tampoco hay que esconder la cabeza bajo el ala. Los rumores sobre las catástrofes que se nos avecinan son alarmantes. Cada vez más.
Y muchas de estas noticias alarmantes proceden de fuentes muy serias.


Tenemos en primer lugar, el calendario maya que con cierta precisión (más de la deseáramos en este momento) nos vaticina que el fin del mundo llegará en diciembre de 2012.


Además, existe la teoría de la inversión de los polos. La Tierra se irá desacelerando hasta llegar a pararse, y volver a girar, pero en sentido contrario. ¡Y según parece, no es la primera vez que lo hace!


¿Y que decimos de la alineación de los planetas y del Sol con el centro de la Galaxia?......¿desastroso?, ¿o solo un fenómeno curioso?



Pero de todas las causas previstas para 2012, hay dos que realmente, nos deben preocupar.
La primera es el acercamiento a nuestra órbita del planeta Tyche, y que el propio Papa Benedicto XVI ha sido informado por Medvedev, primer ministro ruso, en su entrevista en febrero de este mismo año.


El informe dice que Tyche será visto desde el cielo de la Tierra en 2012,


Podemos leer algo sobre este nuevo planeta en la revista Estadounidense Time Magazine:
“Se sospecha que Tyche pueda tener cuatro veces la masa de Jupiter con una orbita 15,000 veces mas extensa del Sol que la de la Tierra, y 365 veces más extensa que la de Pluton.
Probablemente estaría compuesto principalmente de hidrogeno y helio, con una atmosfera igual a la de Jupiter.
El Profesor Whitmire agregó que el planeta que esperamos tiene sus propias lunas, igual que los planetas exteriores, y su superficie estará cubierta de puntos, bandas y nubes de colores”.

Y ya no digamos de la alerta de la NASA, en su informe publicado hace ahora un año aproximadamente,  sobre la posible catástrofe a nivel mundial que podría significar el fin de casi toda la humanidad.
El 28 de febrero de 2011, pudimos leer esta noticia, aparecida en el diario ABC.
Se trata de la tormenta solar que se nos avecina el año próximo, 2012.


Afectaría directamnte a las redes eléctricas. Teniendo en cuenta que nuestra civilización está basada en la electricidad, la tormenta solar destrozaría todos los sistemas que funcionan con dicha fuente de energía.
Nuestras redes eléctricas no están diseñadas para resistir esta clase de súbitas embestidas energéticas.
Y que a nadie le quepa duda de que esas embestidas se producen con cierta regularidad.
La peor tormenta solar de todos los tiempos se produjo el 2 de septiembre de 1859.
Conocida como "El evento Carrington", por el astrónomo británico que lo midió, causó el colapso de las mayores redes mundiales de telégrafos.
En aquella época, la energía eléctrica apenas si empezaba a utilizarse, por lo que los efectos de la tormenta casi no afectaron a la vida de los ciudadanos.
Es impensable los daños que podrían producirse actualmente.
Podemos recordar lo que sucedió en Montreal, Canadá el 13 de marzo de 1989: una tormenta solar dejó sin suministro eléctrico a más de 6 millones de personas.
Según la NASA, millones de personas en todo el mundo no lograrían sobrevivir si esto sucediera actualmente.

El aviso de este evento, sería ver como nuestra iluminación queda durante un corto periodo de tiempo, aproximadamente un par de minutos, iluminando de forma muy tenue y parpadeando, para finalmente apagarse definitivamente.
Si no hay electricidad, hoy día, prácticamente se para todo. En principio, los más directamnte afectados serían los transportes (coches, autobuses, trenes, aviones).
Las centrales eléctricas dejarían de funcionar. Los generadors eléctricos funcionarían mientras tuviésemos combusible suficiente. Las reservas de gasoil, gasolina y gas, se agotarían rápidamente.
Sin electricidad, nuestra civilización no se sostiene. Las reservas de carbón se agotarían en pocos días. Las minas de este combustible, hoy día abandonadas en su mayoría, o explotadas a un ritmo mínimo, tardarían muchísimo tiempo en volver a producir carbón. Quizás no lo llegaríamos a ver.
Aún así, no creo que se pudiera abastecer a todos los habitantes de la Tierra. Tardaríamos muchos años en volver a tener nuestro precioso "estado de bienestar".
¿Y el Agua? Hoy día, el agua potable que abastece a las ciudades, es tratada en las centrales depuradoras que funcionan, claro está, por medio de la electricidad.
¡Esto quiere decir que no llegaría el agua potable a las ciudades! Sin agua potable no hay vida. Sin coches, no podríamos ir a buscar agua a las fuentes naturales y ríos, suponiendo que fueran potables, ya que  nuestra civilización se ha encargado de que no lo sean. Volveríamos a pensar en los transportes antiguos, arrastrados por caballos, mulas y burros, entre otros. Pero ¡si los hemos exterminado! ¡Si no quedan! ¡Solo quedan los caballos de carreras!
¿Y los laboratorios? Pues sencillamente, se dejarían de fabricar medicamentos, con las inmediatas consecuencias que ello conllevaría. Además, dejarían de funcionar los hospitales tal y como los conocemos actualmente. Las operaciones modernas indoloras dejarían de existir. Volveríamos al pasado. Si hay que amputar una pierna, pues a morder el palo después de harto de whiskey, y el galeno de turno, a cortar con la sierra de carpintero. ¿Y si no hay alcohol a mano?...¡No quiero ni pensarlo!
¿Y la calefacción? ¿Y la refrigeración? Sencillamente, mantas contra el frío y quitarse la ropa con el calor. Los alimentos no se podrían conservar en frigoríficos, con lo que volveríamos a conservarlos como antes de la dependencia de los aparatos eléctricos, o sea en sal la carne y en botes los de origen vegetal.
Los supervivientes tardarían varios años en volver a recuperar la electricidad.
Apenas si nos enteraríamos de lo que ocurre, porque no tendríamos noticias "frescas" a través de los medios de cominicación. Sin TV, sin radio, sin ordenadores, sin teléfonos....¡impensable!
Con un mundo basado en el enriquecimento de unos pocos a consta de la pobreza de muchos, si esos "muchos" no están, mi pregunta es ¿cuanto tiempo tardaría en volver a funcionar la electricidad a nivel mundial?
¿Os imaginais que puede ocurrir en ciudades como New York, México D.F., El Cairo, etc, etc..!
Según dicho informe, todo esto podría ocurrir mucho antes de lo que nadie imagina.
La tormenta solar, de hecho, podría tener lugar durante la primavera o el otoño de un año con alta actividad solar (como lo será 2012).
Y es precisamente en esos periodos, cerca de los equinoccios, cuando serían más dañinas para nosotros, ya que es entonces cuando la orientación del campo magnético terrestre (el escudo que nos proteje de los vientos solares), es más vulnerable a los bombardeos de plasma solar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario