viernes, 16 de septiembre de 2011

¿DONDE ESTÁN LAS TUMBAS DE ALGUNOS PERSONAJES CÉLEBRES?

¿Como es posible que la gran mayoría de los personajes más famosos de la antigüedad, después de muertos y enterrados, se desconozca el paradero de sus tumbas?

Podríamos suponer, como fue el caso de Gengis Khan, que lo enterraron en un lugar secreto para que no se profanara su tumba. Incluso se dice que llegaron a desviar el curso de un río, después de pisar el suelo en donde lo enterraron, por más de mil caballos.
También hay que tener en cuenta que ha habido personajes célebres que han sido odiados y sus tumbas profanadas y destruídas, de tal forma que es prácticamente imposible saber donde estuvieron ubicadas.

Si es así, lo entiendo. Pero no es el caso de otros grandes emperadores, conquistadores, y muchos más personajes célebres, que fueron enterrados y que sus tumbas, durante siglos fueron visitadas como lo es hoy en día, la tumba del apóstol Santiago, en Compostela (España), por poner un ejemplo.
Es verdad que también existen las tumbas y mausoleos de muchos personajes célebres.
Pero aquí solo haremos mención que aquellas tumbas que, o bien han desaparecido, o bien es dudoso que los cuerpos que reposan en dichas tumbas no sean los verdaderos.

ALEJANDRO MAGNO.
Parece que el Gran Alejandro fue enterrado, primero en Saqqara, despues sus restos fueron trasladaos a una tumba en Alejandría y posteriormente, en la misma Alejandría se construyó una tercera tumba, que durante muchos años, fue un centro importante de peregrinación. Hay testimonios de visitas, como las de Julio César, que visitó la tumba en el 48 A.C., o de Augusto.
Sobre el 365 D.C. se produjo un terremoto y un posterior tsunami, dañando la ciudad, y se pierde la pista de la tumba de Alejandro.




CRISTÓBAL COLÓN
La tumba de Colón se encuentra en la Catedral de Santa María de Sevilla.
Una urna con los restos del almirante fue trasladada a Sevilla en 1898, desde Cuba. Para custodiarla, se edificó un monumento en el que representantes de los cuatro reinos españoles (Castilla, León, Aragón y Navarra) sostienen un féretro. Existe una controversia, no totalmente aclarada, sobre la autenticidad de los restos que se encuentran en Sevilla y los de la Catedral de Santo Domingo. Según los últimos estudios de ADN realizados en la Universidad de Granada, los restos que se encuentran en Sevilla son auténticos.



JULIO CÉSAR
En el lugar donde fue incinerado Julio César se levantó, en principiouna columna conmemorativa. Luego, se levantó sobre ella un templo.. Dada la cantidad de gente que acudía a la columna, Augusto ordenó tapiar ese espacio. Del templo quedan únicamente ruinas: el podium, la columna tras el muro que levantó Augusto y poco más. Con todo, sigue siendo un lugar muy apreciado
En el lugar del Foro romano donde fue incinerado su cadáver siempre hay flores…prueba de que para la gente de hoy, más de dos mil años despues, Julio César y su recuerdo aún no han desaparecido.



MOISÉS
La tumba de Moisés es todo un misterio. 

"El Deuteronomio menciona cinco lugares relacionados con la Tierra de Promisión. Son: Bethpeor (4, 46), Heshbon (4, 46), Pisgah (4, 49), el monte Nebo (34, 1), y el valle o las llanuras de Moab (34, 5-8). Todos los comentarios bíblicos han admitido que estos lugares no han sido localizados". Y en cambio, si están localizados en Cachemira. 
Las tradiciones cachemiras, tanto escritas como orales, afirman que Moisés llegó a Cachemira, y que allí está enterrado. Así lo leemos en la obra Hashmat-i-Kashmir:
"Moisés llegó a Cachemira y la gente le escuchó. Unos continuaron creyendo en él, otros no. Murió y fue enterrado aquí. La gente de Cachemira llama a su tumba «El Santuario del Profeta del Libro»".
Los textos bíblicos ignoran la localización de la tumba de Moisés. Así lo leemos, por ejemplo, en el Deuteronomio (34, 5-6):
"Moisés, siervo de Yahveh, murió en la tierra de Moab por orden de Yahveh. Le enterraron en el valle, en el país de Moab, delante de Bethpeor; pero hasta hoy nadie conoce su sepultura".
Nadie, excepto los cachemires. Porque en lo alto del monte Nebu existe una tumba, venerada desde hace 3500 años, aproximadamente, como la tumba del «Profeta del Libro», como la tumba de Moisés. Desde esta tumba se ve Bethpeor (Bandipur) y no lejos de allí están Hazbal (Heshbon), Moab y Pisgah. Los alrededores están llenos de lugares conocidos por Muqam-i-Musa, significando el «lugar de Moisés».


DAVID Y SALOMÓN.
A través del período de los reyes, los reyes de Judá fueron fueron sepultados dentro de la ciudad de David. En el extremo sur de la ciudad de David, al sur de la antigua Jerusalén, existen dos monumentales túneles con tumbas, las cuales, muchos eruditos creen que son las tumbas de David y Salomón. Desafortunadamente, éstas han sido dañadas por la explotación de las canteras, de manera que no ha sobrevivido ninguna inscripción que las identifique. En la misma área hay muchas tumbas de la edad de hierro, posiblemente las tumbas de los otros reyes de Judá.




ATILA, REY DE LOS HUNOS
Atila fue encontrado muertos, ahogado en con sus propios vómitos de sangre, dentro de su tienda. Dicen que ya hacía tiempo que se encontraba mal.
Después de su muerte, sus fieles quisieron esconder su cuerpo, iba en tres ataúdes: uno de hierro, otro de plata y el último de oro macizo. Su cuerpo fue llevado a un lugar secreto por algunos guerreros de su guardia personal… Y su último lugar de descanso fue un secreto total. Aquellos que llevaron el cuerpo de Atila a ese lugar eligieron suicidarse para jamás desvelar su ubicación.



CARLOMAGNO

Rey de los francos, considerado como padre del nacimiento de Europa, falleció el 28 de enero de 814, y según las crónicas fue enterrado en la catedral de su ciudad predilecta, Aquisgrán.
Jamás se ha encontrado su tumba, a pesar de los esfuerzos durante muchos años, de expertos arqueólogos.




EL REY ARTURO
En el año 1184, la abadía de Glastonbury sufrió un incendio. Comenzaron los trabajos de reconstrucción, y de pronto aparece una losa enorme de piedra y una cruz de plomo, en la que se podía leer: "HIC LACET SEPULTUS  INCLITUS REX ARTURIUS IN INSULA AVALONIA",
que quiere decir: " Aquí yace enterrado el ínclito rey Arturo, en la isla de Avalon".
¿Leyenda o verdad? ¿O fue una necesidad de lanzar la leyenda de un héroe para mantener la unidad del pueblo como hicieron otros países en su momento?

La tumba de Abraham y Sara, Isaac y Rebeca y Jacob y Lía, situada en la ciudad de Hebrón,
El lugar se denomina Me-arat Hamachpelah (מערת המכפלה en hebreo), que significa «La cueva de las tumbas dobles». En efecto, según la tradición judía, el lugar oculta las tumbas gemelas donde están enterradas tres parejas bíblicas importantes.
En la época de Herodes el Grande se construyó un monumento alrededor de la tumba, en recuerdo de los grandes patriarcas de la religión judeo-cristiana, siglos más tarde adoptada por los musulmanes con algunas variantes.



La tumba de Moisés es otra de las grandes incógnitas. Moisés no llegó a pisar las tierras de Palestina, lo cual claramente indica que es muy dudoso que fuera enterrado allí.
Hay una tumba en Cachemira que aún hoy día se sigue custodiando desde el día que murió Moisés, con inscripciones de todas las personas, que generación tras generación, lo han hecho como un deber indiscutible, ya que siempre han pensado que era un privilegio mantener vivo el recuerdo del gran profeta, guía, y patriarca del pueblo elegido por Yahwéh, llamada "tierra prometida". Esta información la podemos leer en el libro de Andreas Faber Kaiser "Jesús vivió y murió en Cachemira".

La tumba de Jesús.
Como todos sabemos, el cadáver de Jesús, después de ser crucificado, fue piadosamente colocado en un sepulcro propiedad de José de Arimetea, amigo de la la familia y discípulo del maestro. Jesús resucitó el tercer día, según los relatos evangélicos.

Durante muchos años, se buscó el santo sepulcro, pero nunca fue hallado, hasta que la emperatriz Helena, madre del emperador Constantino el Grandre, con su ferviente tenacidad en la búsqueda de las reliquias en Tierra Santa, encontró la verdadera tumba de Jesús (según la Iglesia Cristiana de la época).

Pero...¿es realmente esta la tumba de Jesús de Nazaret?
Según Andreas Faber Kaiser, la tumba de Jesús, igual que la de Moisés, está en Cachemira.
Tumba de Jesús en Cachemira

CLEOPATRA y Marco Antonio: 
Cleopatra, (69 A.C. - 30 D.C). ¿Donde está la tumba de la última reina de Egipto? A pesar de su célebre fama, nunca se supo donde fue enterrada. Y no será por el empeño que los egiptólogos ponen en buscarla, no solo a ella sino tambien al triunviro Marco Antonio.


10 comentarios:

  1. no es posible encontrar la tumba de Moises por que EL SEÑOR se lo llevo asi como a JESÚS en cuerpo y alma y por eso hasta la fecha no se ha encontrado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero Jesús fue enterrado antes de resucitar, luego el sepulcro de Jesús existe, si bien vacío.

      Eliminar
    2. Moisés murió.

      Eliminar
    3. Fue "enterrado" en una cueva, no en un sepulcro. Así era la costumbre de la época.

      Eliminar
  2. La Biblia, Deutoronomio, capítulo 34, dice:

    4 -Y le dijo Jehová: Esta es la tierra de que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré. Te he permitido verla con tus ojos, mas no pasarás allá.

    5 -Y murió allí Moisés siervo de Jehová, en la tierra de Moab, conforme al dicho de Jehová.

    6 -Y lo enterró en el valle, en la tierra de Moab, enfrente de Bet-peor; y ninguno conoce el lugar de su sepultura hasta hoy.

    Está claro que está enterrado y que nunca se ha encontrado su tumba.
    Creo amigo que hay que leer la Biblia de vez en cuando.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. esto es in reible contoda la tecnologia que tenemos en el planeta i son incapaces de en contrar sus tumbas

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio moisés fue enterrado según la escritura solo dos hombres se fueron con DIos que son enoc y Elías estos no vieron muérete ahora en la escritura dise que moisés rabino fue enterrado y por esto satanas pelea sus huesos

    ResponderEliminar
  5. Los huesos son peleados en el libro de judas

    ResponderEliminar
  6. El tal Jehovâ es el mismo diablo,embustero,mentiroso ,manipulador,un arconte que ha Engañado a millones de incautos desde el comienzo de la humanidad,moisés también era un arconte,son tal para cual..!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy agnóstico, pero respetuoso con las creencias de todas las religiones. Jehová, entre los cristianos, es el Yahwéh de la biblia judía, de la que los musulmanes extrajeron lo que les interesaba llamándole Allah, y los cristianos Dios. Desde luego, de piadoso no tenía nada. era muy vengativo, cruel y sanguinario contra los que no le eran "simpáticos" y aparentemente bondadoso con los que le adoraban.
      Jesucristo representa un cambio basado en la bondad y el perdón, todo lo contrario de Mahoma que predicaba muerte a los herejes. Todo es cuestión de matices.

      Eliminar