sábado, 17 de agosto de 2013

EL LIBRO DE KELLS



El Libro de Kells (Leabhar Cheanannais en irlandés), es una de las grandes joyas del cristianismo. Contiene las copias de los textos supuestamente originales de los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, este último bastante mutilado, puesto que se han perdido muchas hojas.
Está escrito en latín, posiblemente de memoria, por los monjes celtas de la Abadía de Kells, Irlanda. hacia el año 800 de nuestra era, e inspirado en la Vulgata.



Es uno de los manuscritos más completos conservados de esa época medieval.
En la actualidad está expuesto en la biblioteca del Trinity College de Dublín, en Irlanda.

Imagen de María y el Niño posiblemente inspirada en un icono de la Iglesia Primitiva Cristiana 

El manuscrito está escrito con letras mayúsculas en su totalidad (340 folios), con ilustraciones muy conseguidas, de gran calidad, cuidadosamente trabajadas.



Sobre su origen hay distintas versiones. Una de ellas dice que el original fue llevado a Kells en donde los monjes trataron de copiarlo sin llegar a completar su obra. De ahí que todavía esté inacabado.
Otros, en cambio, opinan todo lo contrario. Aseguran que el manuscrito tiene su origen en Kells, escrito originalmente por los monjes.
Hay otra versión que es similar a la primera, pero que asegura que el manuscrito fue escrito en el norte de Inglaterra y copiada más tarde. Esta copia sería la que llegó a Kells, donde los monjes copiarían el contenido en su famoso manuscrito.
Hacia el año 1006 de nuestra era, el preciado manuscrito fue robado y más tarde encontrado bajo tierra, faltándole la cubierta delantera y varias hojas del principio y del final.
Una obra maestra del temprano medioevo de Gran Bretaña y de toda la cristiandad.

Para más detalle ver este enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Kells#Reproducciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada