viernes, 4 de octubre de 2013

CALENTAMIENTO GLOBAL O GLACIACIÓN

¿Realmente hemos entrado en una etapa en la que la temperatura del planeta está subiendo?

Es muy difícil de afirmar. Los expertos no se ponen de acuerdo. Hay un sector que sí cree en el calentamiento global, mientras que otros opinan todo lo contrario, dicen que estamos en una nueva era de glaciación.
¿Os imagináis un mundo siempre helado?



Yo opino, como parte afectada junto a varios miles de millones de habitantes de nuestro planeta, que todas estas afirmaciones son ciertas, pero no creo que el resultado final sea tan rotundamente afirmativo, tanto los que opinan una cosa como los que opinan lo contrario.
En vez de crear esta controversia, creo que lo que deberían hacer es aglutinar todas las pruebas y analizar conjuntamente el problema, y no como ahora que hay un montón de opiniones y cada cual aporta sus pruebas y sus teorías, creando cada vez más confusión.



La teoría más extendida, o al menos de la que más se habla por parte de los meteorólogos es la del calentamiento global.
Según los defensores de esta teoría, dentro de poco tiempo, el nivel del mar subirá aproximadamente medio metro con lo que desaparecerán muchas islas de coral, y muchas playas verán reducida su superficie, o desparecerán. ¡Y todo por culpa nuestra!
¿Será cierto?
Pensemos un poco. ¿Como es posible que la sociedad de consumo nos imponga que hemos de tener coches, calefacción en los hogares, aire acondicionado, etc y nos hagan creer después, que somos culpables, nosotros, pobres consumidores?
Los culpables, en todo caso, son los fabricantes y los países que lo permiten. Pero amigos, ¿y el petróleo y sus derivados? ¿Se lo comen? Porque la solución es bien fácil: coches que no contaminen y calefacción eléctrica. Se acabó la parte más importante de la contaminación, según ellos, porque la contaminación producida por los barcos, aviones, etc, por lo visto, no es tan importante.

Pero si analizamos el nivel de CO2 que nosotros aportamos al planeta, es muy superior, comparado con el que generan por ejemplo, los volcanes.
Hay que tener en cuenta que hay muchas emisiones de CO2 procedentes del fondo submarino, provocadas por los movimientos de las placas tectónicas y por los volcanes submarinos. Este CO2 también sube a la atmósfera, junto al de los volcanes de la superficie. Este dato es muy importante.

En la década de los ochenta entraron en erupción 163 volcanes submarinos, al menos que se sepa. En los últimos 500 años, han entrado en erupción, alrededor de 538 volcanes subterráneos, y en los últimos 10.000 años, unos 1300 de los que haya constancia, al menos que se sepa.
Hay más volcanes subterráneos que en la superficie.
El volcán Eyjafjoll, en Islandia, entró en erupción en 2010, llegando a lanzar a la atmósfera, entre 150.000 y 200.000 toneladas de CO2 diarias.
El Tambora, en Indonesia (1815), el Mont Pelée, en Martinica (1902), el Krakatoa en 1883, Santa Helena en 1980, el Pinatubo en Filipinas (1991), el Vesubio (79 a.C., y 1999), el Santorini (1500 a.C), son algunos de los volcanes más violentos de la historia escrita de la humanidad con una aportación de CO2 excepcional.

 Claro que esto no representa casi nada si lo comparamos con los millones de toneladas lanzadas al espacio en los últimos años, producto de las emanaciones  de combustibles fósiles (calefacciones, refrigeraciones, motores de los coches, etc), según un estudio publicado en la revista EOS de la Unión Geofísica Americana. El autor del estudio, Terrance Gerlach, científico del Servicio Geológico estadounidense, dice que las emisiones causadas por los volcanes es unas 140 veces menor que la emitida por los combustibles fósiles.
 Hay que recordar que las plantas absorben una cantidad enorme de CO2 y lo que queda en la atmósfera en una capa residual:

Pero también hay opiniones contrarias:
La reducción estacional alcanza un dos por ciento del contenido global de CO2, según la medición de Mauna Loa, por dicha asimetría continental, con una reducción total de 16.000 millones de toneladas de carbono atmosférico (cerca de 60.000 millones de Tm de CO2). La asimetría continental entre las áreas de mayor liberación marina de CO2 es del orden del 20 por ciento. Por tanto, estaríamos hablando de por lo menos un 10 por ciento de incremento de CO2 anual por emisión marina de dicho gas, o sea, 80.000 millones de Tm. de carbono, es decir, cerca de 300.000 millones de Tm. de CO2 de origen marino al año, que sumados a los de origen antrópico (60.000 millones de Tm.de C02) y de origen geoquímico, principalmente por la actividad volcánica; reduciendo el constante consumo de las plantas, nos llevarían cerca del medio billón de Tm. de acumulación anual de CO2 que es consumido por las plantas en el 95 por ciento, siendo la absorción de CO2 en las zonas mas frías de los océanos inferior al 10 por ciento del CO2 liberado en las zonas cálidas. Dentro de estos niveles mínimos de generación de CO2 global, la acción antrópica es difícil que alcance un 10 por ciento.


La rápida absorción del CO2 por las plantas, indica la efímera permanencia de dicho gas en la atmósfera, salvo el escaso residuo estructural del proceso: 0,03-0,04 % de la masa atmosférica y menos del 10 por ciento del volumen absorbido por las plantas cada año (efecto del “plato sucio”). Dicho residuo es ligeramente creciente por la mayor emanación oceánica producida por la recuperación de la temperatura durante el siglo XX, tras las erupciones del Tambora y en menor medida del Krakatoa 

Los volúmenes anuales de emisión marina de CO2 mas el de origen volcánico continental, son por lo menos diez veces superiores al producido por la acción del hombre. 
 (Cambio Climáico por SADEYA).


Es evidente que en estos momentos  nosotros estamos aportando una enorme cantidad de CO2 a la atmósfera, pero debemos pensar que esta contaminación es puntual comparado con el tiempo de vida de la Tierra. En cambio, la de los volcanes es lenta pero contínua. No para nunca. La acumulación del CO2 de los volcanes en muchos miles años, es evidente que produce el efecto del calentamiento global sin la intervención humana Así ha sido siempre.
Los humanos quizás estemos frenando el ciclo natural de glaciación, pero no parándolo.


Pero....... ¿que hay de los otros científicos que creen que estamos entrando en una nueva era de glaciación?
 Si.
La mayoría de estos científicos creen que la órbita terrestre tiene pequeños periplos obitales, y es comprensible, yo no creo que la Tierra describa una órbita exacta cada ciclo anual. Lógicamente, debe tener sus pequeñas o grandes variaciones en su órbita. Cuando se aleja más del sol, y es cuando entramos en un período de más frío, que se prolongará más o menos en función de la duración de este alejamiento


La otra teoría tiene su origen el nuestro sol. El sol, como todos sabemos, es el que nos permite disfrutar de nuestro clima, que en períodos cortos, parece constante, o sea, con sus veranos y con sus inviernos más o menos repetitivos. Pero geológicamente hablando, sabemos que nuestro planeta ha sufrido diferentes etapas de glaciación y de bonanza.  Hay etapas en las que el Sol tiene largas temporadas de actividad solar muy alta combinadas con largas etapas en las que predominan las manchas solares y baja la actividad solar. Cuando se produce este cambio, la Tierra lo nota, y todo ello se traduce en un período más o menos largo de glaciación.



Incluso hay teorías sobre glaciaciones a nivel casi total. Es la llamada teoría conocida como "Snowball Earth", se basa en que la Tierra, en el pasado, sufrió enormes glaciaciones, acabando casi con la totalidad de la vida del planeta. La superficie total de la Tierra alcanzó los cincuenta grados centígrados bajo cero, con lo que se formó un gruesa capa de hielo sobre nuestros mares y sobre la mayoría de las tierras de los continentes. Ocurrió durante el período Criogénico, y duró al menos una decena de millones de años.
 

Más tarde, en el Holoceno, ocurrieron diferentes fases de glaciación, pero ya no a nivel total. Solo grandes superficies de la Tierra.
La última glaciación la dejamos atrás hace unos diez mil años.

Sobre la teoría de la glaciación en contra de la del calentamiento global, podemos leer, por ejemplo:

"El jefe del sector de las investigaciones espaciales del Observatorio de Pulkovo de la Academia de Ciencias de Rusia, el doctor honorario Habibullo Abdusamátov declara que el planeta ya ha comenzado a enfriarse. Estudiando la periodicidad del cambio de la actividad solar, se pueden sacar las conclusiones sobre los calentamientos globales futuros y los descensos de temperatura. "Disponemos de datos que indican que la temperatura comenzará a bajar radicalmente a partir de 2014 hasta llegar a su pico en 2055", asegura el investigador.

"El descenso de temperatura llevará a lo que las áreas de siembra serán considerablemente reducidas. Además de los problemas con los productos alimenticios, será mucho más difícil la extracción del petróleo y el gas en la latitud norte. Surgirán problemas con el suministro de calefacción a la población. "El descenso de temperatura tocará a muchos, casi a todos, pero en general a los países norteños", advierte Habibullo Abdusamátov.

El pronosticado descenso prolongado de temperatura puede representar el quinto pequeño período glaciar en los últimos nueve siglos. Fenómenos climáticos semejantes se constataron en XIII, XV, XVII y en el siglo XIX"


Fuente: Sott.net

Es chocante que haya científicos que, basándose en pruebas bastantes convincentes, opinen que estamos entrando en una nueva etapa de glaciación.
De hecho, este científico se basa en que el hielo acumulado en las montañas del Himalaya se extiende cada vez más.

 El científico ruso Vladimir Baskin opina que los cambios climáticos tienen un carácter cíclico y no están vinculados en modo alguno a la actividad humana. Él demuestra que el actual calentamiento es el eco de la salida del planeta de una “glaciación menor” y que pronto (según la escala geológica, claro está) entraremos en un nuevo período de glaciación.


 La Antártida lleva 35 años aumentando su superficie helada, aunque hay otros científicos que opinan lo contrario. Dicen que se está produciendo el deshielo bajo el agua y más deprisa de lo que se pensaba.

http://www.cambio-climatico.com/vamos-a-ser-testigos-de-una-apasionante-edad-de-hielo
Es lo que decía al principio, deberían juntarse todos y ponerse de acuerdo, porque con estas opiniones lo que provocan es confusión.

Después de largas épocas de calentamiento global empieza el cambio climático hacia la glaciación. Este ciclo se repite cada 100.000 años.

http://www.cambio-climatico.com/vamos-a-ser-testigos-de-una-apasionante-edad-de-hielo

 Para terminar me gustaría decir que yo creo que el ser humano es causante en parte, que duda cabe, de cambios climáticos importantes, pero no solo precisamente por el consumo abusivo de los combustibles fósiles sino además, por la tala y la quema intencionada de bosques, por los cambios de los cursos de los ríos, por la creación de pantanos artificiales, la extinción de los animales salvajes, la de los peces del mar, las perforaciones en busca de gas y petróleo, etc, etc, etc. Estamos rompiendo el ciclo de la naturaleza.
Pero el planeta sabe cuidarse solo. También se extinguieron los dinosaurios que superpoblaban la Tierra cuando el hombre aún no había nacido, hubo enormes cataclismos que casi acabaron con la vida d nuestro planeta....y aquí estamos!
La Tierra es como un ser vivo y nosotros somos sus parásitos. Acabará sacudiéndose como un perro cuando está mojado, y exterminándonos a todos o a casi todos y vuelta a empezar. Lo demás se autorregula solo. La naturaleza "es sabia"
No quisiera pensar que nuestro planeta será finalmente abandonado porque está agotado y tenemos que emigrar, unos pocos escogidos, por el espacio en busca de otro planeta en donde encontrar cobijo. Algo así como ocurre con las hormigas o con las abejas.

Otras referencias:

http://spanish.ruvr.ru/2013_03_03/El-planeta-puede-estar-en-visperas-de-una-nueva-glaciaci-n/

http://es.wikipedia.org/wiki/Emisiones_de_CO2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada