viernes, 4 de abril de 2014

SACSAHYUAMÁN

A 3 km de la ciudad de Cuzco se encuentra el parque Arqueológico de Sacsahyuamán, una obra inmensa, asombrosa e increíble. Sobrecoge a quienes la visitan.
Obras monumentales se han encontrado por todas partes, pero éstas son especiales.
Primero por su peso, ya que hay piedras que llegan a pesar algunas de ellas más de trescientas toneladas y segundo, como están acopladas.
Hay quienes creen que fue una fortaleza militar y otros opinan que se construyó con fines religiosos.
Da igual para qué se construyó. La majestuosidad de la construcción es lo más importante, y eso es realmente impresionante.

Según los expertos, se empezó a construir durante el gobierno de Pachacútec en el siglo XV y fue Huayna Cápac quien le dio el toque final.



Entonces tenemos que suponer que fue construído por los incas en época relativamente reciente.
Es indudable la huella inca en su acabado, pero que duda cabe que la base de la construcción es anterior, es decir, del período pre incaico.
Y es que los restos preincaicos que se encuentran por Colombia, Bolivia y Perú se asemejan, no solo en lo que se refiere a su construcción, sino en sus formas, sus elementos ornamentales y en sus estatuas monolíticas.
Se sabe bastante de la cultura inca, sus creencias religiosas, su organización política y religiosa, su economía.
Pero lamentablemente, los conquistadores españoles no comprendieron el patrimonio histórico de esta gran nación. Creyeron que no sabían escribir ni leer, y que eran idólatras. Implantaron la religión cristiana, y con un fanatismo típico de aquella época en toda Europa, destruyeron casi todo los quipus y petroglitos del tipo "Ica", sin sospechar que estaban destruyendo verdaderas colecciones de "libro"s grabados en piedra Transformaron en ignorantes a un pueblo con una preparación cultural superior a los llamados euopeos.

Sacsahyuamán es un ejemplo de ciudad prácticamente borrada por los conquistadores españoles, como tantas repartidas por la cordillera de los Andes.

Pero ¿quienes construyeron Sacsahyumán? Los incas eran constructores de grandes y colosales monumentos, pero la perfección del acoplamiento tan exacto de las piedras, era una técnica tan extraña, que hasta hoy día causa asombro entre los más expertos en la materia.

Hay que pensar que, según los arqueólogos, no se han encontrado herramientas de metal para tallar las piedras y grabar en ellas su forma ideográfica de representar la escritura, lo cual indica que las herramientas que utilizaron también eran de piedra.
¿O utilizaron alguna técnica desconocida para poder mover y tallar esas enormes y pesadas piedras?


Entre las enormes piedras perfectamente acopladas, no pasa ni siquiera una hoja de papel. Es como si cuando se ensamblaron hubieran sido moldeadas y adaptadas tal y como si de plastelina se tratase.


Mover tantos bloques de piedra, ensamblar y ajustar, construir este enorme recinto ¿para que? Parece que la cantera de la que extrajeron estos enormes bloques estaba a veinte kilómetros. ¿Os imagináis el esfuerzo de estos hombres, y la cantidad de ellos, necesaria para realizaren esta colosal construcción?

Sigue siendo un misterio inexplicable. Apilar piedras más o menos rectangulares se entiende. Pero ensamblarlas con formas extrañas tan perfectamente, es asombroso. Y más pensando en su enorme y descomunal peso. 
En fin amigos, par pensar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada