miércoles, 26 de octubre de 2011

JOAQUÍN MURRIETA

Joaquín Murrieta fue un héroe mexicano en el que posiblemente se inspiraron para crear el famoso personaje "El Zorro".

No se sabe exactamente donde nació Murrieta. Unos dicen que fue en Álamos y otros en Trincheras, ambos pueblos en Sonora, México.
Hay una versión que dice que en la hacienda El Alamito, en Sonora, vivía la familia Murrieta, y que robaban caballos para venderlos. También dicen que en el cementerio están enterrados dos de sus hermanos.
Son versiones de la leyenda. Os las podéis creer o no. 
Hay quien dice que es de origen chileno, pero las más recientes investigaciones apuntan a su origen mexicano.
Una de las teorías relativas al origen mexicano de Joaquín Murrieta es la que lo emparenta con el  español  Luciano Murrieta García, hombre leal al regente de España, General Baldomero Espartero. Según la Fundación Murrieta, Luciano se comenzó a interesar en el cultivo del vino durante un período de exilio en Inglaterra y sus primeros ensayos fueron con el vino de la Rioja. Dos años más tarde (1852), los vinos se exportaron a México y Cuba, siendo esta una de las primeras bodegas españolas que exportó sus vinos a tierras mexicanas. Luciano, nacido en Arequipa en 1822, habiendo sido convertido en marqués por Espartero, habría muerto en 1911. Esta fuente es oscura en cuanto a la precisa consanguinidad que hubo entre el caballero español y el personaje latinoamericano.



Foto de Joaquín Murrieta
Nuestro héroe nace en 1829, en el estado de Sonora, México.
Durante la época llamada "fiebre del oro" en California, en el año 1948, son los mexicanos junto a algunos chilenos y peruanos los que trabajan desesperadamente por encontrar el oro que los saque de la miseria. Pero algo inesperado va ocurrir y que romperá la tranquilidad con que estas personas trabajan sacrificando su vida, a veces, para nada.
Son los norteamericanos que veían como las mejores vetas eran explotadas por los que ellos llamaban de forma despectiva "greasers", es decir, grasientos.
El gobernador de California, General Persifor Smith, acusa a las personas de origen mexicano de que están infringiendo leyes y anuncia su expulsión. Es increíble!

Genral Persifor Smith
Los crímenes y abusos de los norteamericanos quedaban impunes, mientras que a los auténticos y verdaderos pobladores de California se le mata fácilmente por nada, Se le imponen impuestos abusivos por extraer oro, y todo para que dejen sus tierras. Una vergüenza que todavía recuerdan los auténticos descendientes de aquellos sacrificados y pacíficos hombres, que lo único que buscaban era vivir con la ilusión de hacer fortuna.
Pero esta ilusión se vería lamentablemente truncada por la invasión de más de noventa mil norteamericanos en el estado de California. Motivo: el oro.



La zona fue habitada desde hace miles de años por los nativos americanos antes de las primeras expediciones europeas en el siglo XVI. España colonizó las áreas de la costa del territorio en  1769 antes de que éste pasará a formar parte de México tras la Guerra de la Independencia de México (1810-1821).
Pero no podemos olvidar que en 1848, México se vio obligado a entregar el estado de California a los Estados Unidos después de una guerra que había durado dos años.



La fiebre del oro llegó durante el período 1848-1849, y en 1850, California se convertiría en el 31º estado de la Unión.  ¿Casualidad?



Corría el año 1850 cuando llegó Joaquín Murrieta a buscar fortuna y se encontró con este panorama. Racismo y discriminación. Se instala y comienza a trabajar, pero su vida se verá destrozada por la violación y asesinato de su esposa.

Joaquín Murrieta ¿El Zorro?

Los mexicanos y demás inmigrantes sudamericanos han llegado al límite. Es el momento de actuar. Es imposible que un ser humano aguante tantas humillaciones sin explotar.
Se empiezan a formar bandas como la famosa Guadalajara o la de Mariposa, la de Narrato Ponce, la del bandido Leiva o la de Tiburcio Vásquez. Entre ellas la de los Joaquines: Carrillo, Valenzuela, Ocomorenia, Botellellir y la del legendario Joaquín Murrieta junto a «Juan Tresdedos» 
Dice la leyenda que Murrieta, desesperado, se convierte en líder de la banda "Los 5 Joaquines", integrada por Joaquín Botellier, Joaquín Carrillo, Joaquín Ocomoreña, Joaquín Valenzuela y el propio Joaquín Murrieta.



Los componentes de la banda, durante un período comprendido entre 1850 y 1853 fueron los responsables de los asaltos y robos que se cometieron en la zona de Sierra Nevada. Dicen que llegaron a robar más de cien caballos y más de cien mil dólares en oro. 

Ahora los norteamericanos invasores de California, ya tiene la excusa perfecta para quitarse de encima a todos los que entren en su juego.

En 1853, siendo Gobernadorr de California John Bigler, se firmó un acuerdo que creaba a los "Rangers de California" al mando del Capitán Harry Love (un ex ranger tejano y viejo hampón ), cuyo propósito era arrestar a los "Cinco Joaquines". El salario de estos rangers era de unos 150 dólares, pero además, tendrían la opción de ganarse entre todos una recompensa de 5.000 dólares en caso de que se lograra la captura de Murrieta. El 25 de julio de 1853, un grupo de estos rangers se encontró con unos mexicanos cerca del Paso Panoche, en el Condado de San Benito, a unos 50 km de Mother Lode y, como cabía esperar, hubo un enfrentamiento en el que dos de los mexicanos murieron y los rangers afirmaron que se trataba de Murrieta y de García.

Capitán Harry Love
La cabeza de Murrieta fué conservada en una botella con brandy para poder conservarla y proceder a su identificación. Fue expuesta primero en San Francisco. Pero una hermana de Joaquín aseguró que esa cabeza no era de su hermano, puesto que no tenía una cicatriz en la cara que lo hubiera identificado. 
No obstante, Love cobró la recompensa.


Lo extraño de esta posible manipulación, es que la supuesta cabeza de Murrieta fue expuesta en pueblos alejados de los campos mineros en donde habitualmente él había vivido, por lo que no hubiera habido ninguna duda sobre su identificación.
Parece que fue un invento de Love para poder cobrar la recompensa. La supuesta cabeza de Murrieta desapareció durante el terremoto de San Francisco de 1906.

Poco después de su desaparición, el bandido-patriota se convirtió en objeto de historia y leyenda. El primer texto relativo a su vida apareció en 1854, firmado por John Rollin Ridge. La narración cuenta cómo la esposa del Murrieta fue violada y asesinada por norteamericanos y su hermano, colgado por un crimen que no había cometido y cómo él juró vengarlos matando a todos los yanquis o gringos con que se encontrara.

Aunque estas cosas le sucedieran a un hombre llamado Joaquín Murrieta, la verdad es que cosas muy parecidas le pasaron a muchos mexicanos californianos e inmigrantes latinoamericanos que vivían en California en esa época.

El cine español ha homenajeado a Joaquín Murrieta con una película en el año 1965, dirigida por el norteamericano George Sherman..
Versión bastante real, interpretada por Jeffrey Hunter en el papel de Joaquín Murrieta. Yo personalmente, me enteré de la existencia de Murrieta precisamente por esta película. Me impactó y desde este blog, mi pequeño homenaje a este héroe mexicano por su coraje y bravura en defensa de los derechos de los californianos y latinoamericanos que empezaron a conocer la discriminación de los norteamericanos de origen anglosajón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada