jueves, 27 de marzo de 2014

EUROISLAM

CONQUISTAREMOS EUROPA CON EL VIENTRE DE NUESTRAS MUJERES.

Esta conocida frase, a pesar de ser muy popular, después de muchos años, parece que hay discrepancias sobre el origen de la misma:
Unos dicen que fue Ben Bella cuando era presidente de Argelia en las Naciones Unidas en 1966, otros que Gadaffi, siendo presidente de Libia, otros que Bin Laden.......
Lo cierto es que la frase se dijo, e incluso hay quien afirma que la pronunció el mismísimo Huari Bumedian, presidente de Argelia, en 1974, y otros dicen que la frase fue del embajador argelino ese mismo año.



Lo cierto es que desde hace unos años hay una verdadera oleada de musulmanes que están entrando de la forma que sea, de forma ilegal, en Europa y no hay forma de controlar esta oleada.
En pateras, saltando las alambradas de Ceuta y Melilla, en autocares como si fueran turistas procedentes de Rumania, Bulgaria, etc. Alemania ya está poniendo normas, al igual que Bélgica.
Provienen muchos de ellos, de países con recursos económicos importantes, aunque la mayoría de la población que busca una vida mejor en países de la Unión Europea, son los parias de estas naciones.
¿Como acabará todo ésto?



El promedio de hijos por cada mujer, en Europa es de 1,5 mientras que entre las mujeres musulmanas es alrededor de 8. Sin comentarios.

Si los musulmanes se reproducen de forma exageradamente exponencial, no hay que ser muy listos para deducir que Europa será en su mayoría musulmana en pocas décadas. Osea, retrocederemos a la Edad Media y se acabará la igualdad entre hombres y mujeres. La mujeres en la cocina, atadas, y con la pierna rota para que no salgan a la calle. Y si salen a la calle, con el pañuelo tapándose el pelo y la cara para que no se fijen ellas ningún hombre. La mujer en el mundo islámico no pinta nada. Solo sirve para tener hijos y nada más.
 Es el mundo que nos espera si no se pone remedio.

Mujeres, iros preparando, es lo que hay:

Ah!...¡me olvidadba!......¡y el hombre puede tener hasta cuatro esposas!. Sin palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario